POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Stalin, Puigdemont, Forcadell, la gallina desplumada y los estúpidos sin remedio. Por @jsobrevive


@jsobrevive.- Cuenta la leyenda que cierto día, los colaboradores de Stalin, preocupados por la evolución de la revolución rusa y ante las miserias que estaba sufriendo su pueblo, se dirigieron al dictador para expresarle su preocupación y le solicitaron tener una reunión para buscar soluciones. Stalin, que les recibió en su casa, les invitó a acceder al patio de la misma, donde tenía varias gallinas. Sin mediar palabra el dictador cogió una de ellas y poco a poco comenzó a desplumarla viva, sin inmutarle el dolor y el sufrimiento que estaba padeciendo el pobre animal.

Una vez terminó de desplumarla, la dejó en el suelo, malherida y aterida de frío y de espanto ante el sufrimiento por el que acababa de pasar. El dictador se alejó de ella, cogió en su mano un puñado de trigo y fue soltando poco a poco ese trigo al lado de su pierna. La gallina, a pesar del padecimiento sufrido, fue corriendo temblorosa acercándose a sus piernas para comer el trigo que Stalin iba dejando poco a poco a su paso. Ante esto, el líder soviético miró a sus colaboradores y les dijo: “Así de fácil se gobierna a los estúpidos. ¿Han visto cómo me ha perseguido la gallina a pesar del dolor que le he causado? Así son la mayoría de los pueblos, persiguen a sus gobernantes y políticos a pesar del dolor que les causan por el simple hecho de recibir un regalo barato o algo de comida para uno o dos días”.



En los últimos días el movimiento separatista catalán ha recibido varios varapalos en sus pretensiones, unos desde el gobierno central y otros desde la justicia española. Como consecuencia de estos varapalos han sido varios los responsables políticos detenidos, pero también han provocado la falta de unión y de solidaridad entre ellos mismos, huyendo fuera del país el máximo responsable, Puigdemont, y también renunciando a sus principios y desdiciéndose de sus propias palabras, acatando la constitución y renegando de la independencia, como en el caso de Forcadell.

A pesar de ello, la masa aborregada que les creyó sigue dando la cara por ellos y saliendo a las calles a protestar y a ensalzarles como héroes, a pesar de su evidente traición y demostrando la estupidez sin remedio que padecen los solo viven de hacer seguidismo. Prueba de ello y un ejemplo evidente, podría ser aquella fotografía en la que se veía como colocaban a sus propios bebés para cortar una carretera, el día de la huelga general. La gallina a la que Stalin desplumó acudió rauda a seguir a su agresor porque este iba dejando puñados de trigo a su paso, la gallina lo estaba viendo. A estos, sin embargo, todavía ni siquiera les han mostrado ese trigo, simplemente les han prometido que lo tendrían. Queda en evidencia que su grado de estupidez es superior incluso al de aquella gallina, porque ellos ni siquiera tienen el trigo en su boca, más bien al contrario, de momento se lo están llevando fuera de su alcance y ni siquiera obtienen el apoyo moral de aquellos líderes a los que incomprensiblemente admiran.

Hay veces que hasta los animales menos inteligentes y con menos cerebro quedan muy por encima de muchos que nacieron dentro de la categoría de "animal racional". 

No hay comentarios: