POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

¿Por qué los científicos han decidido que un kilo no pesará lo mismo de siempre?



Redacción.- En 2019, miles de personas en el mundo dejarán de sufrir por esos incómodos kilitos. Pero no estamos hablando de quienes sufren por el sobrepeso, sino de los científicos que hasta la fecha padecen al aplicar esta unidad de medida en sus investigaciones. A partir de ese año, la unidad de medida kilogramo será eliminada del Sistema Internacional de Unidades.



La decisión fue tomada la semana pasada en París, de acuerdo con una nota del portal de noticias BBC Mundo. La decisión se hará oficial en noviembre de 2018, cuando se lleve a cabo la Conferencia General Sobre Pesos y Medidas (CGPM) que redefinirá las unidades básicas de medición, como el kilogramo, el mol, el kelvin y el amperio.

Bueno, ¿y por qué a los científicos les incomodan tanto los kilos? La respuesta es que actualmente, estas unidades no responden a constantes fundamentales, sino a medidas arbitrarias que se establecieron en algún momento de la historia.

El kilo es un gran ejemplo de esta situación. En 1889, el kilo se volvió oficial: en esa fecha, funcionarios de la Oficina Internacional de Pesos y Medidas depositaron un cilindro de 4 centímetros de platino iridio fabricado en Londres en una caja de seguridad en París, con tres campanas de vidrio resguardándolo. El problema es que con el paso del tiempo ese cilindro ha perdido 50 microgramos, creando una variación en todas las balanzas, que deben calibrarse comparándose con ese cilindro.

Si bien estas diferencias son insignificantes para alguien que quiera saber si le va a caber la ropa después de llegar de unas vacaciones, estos cambios mínimos pueden afectar de manera significativa las investigaciones científicas.

Por esto, a partir de mayo de 2019 el kilo se medirá con un instrumento llamado la balanza de Watt que, mediante dos experimentos distintos, compara la energía mecánica -o sea el peso causado por un objeto- y la electromagnética de un objeto. Tras aplicar una fórmula matemática, los científicos pueden calcular el valor en kilogramos de dicho objeto, relacionándolo con la constante matemática de Planck.

Esta balanza existe desde 1976, y le ganó la competencia para ser la nueva metodología para medir el kilogramo a otros tres experimentos propuestos: el proyecto de Avogadro, la levitación magnética y el experimento de acumulación de iones de oro.

Fuente: http://www.euromundoglobal.com/noticia/414281/ciencia-y-tecnologia/por-que-los-cientificos-decidieron-que-un-kilo-no-pesara-lo-mismo-de-siempre.html

No hay comentarios: