POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

En Bélgica proponen crear equipo de policía para inmigrantes conflictivos

En Bélgica proponen crear equipo de policía para inmigrantes conflictivos


El secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, propuso este martes la creación de un equipo de policía dentro de la Oficina de Extranjería del país destinado a encontrar a inmigrantes involucrados en conflictos.

El equipo pretende ser una "vía rápida" para intervenir junto a la Policía en caso de conflictos, como los disturbios del pasado sábado en el centro de Bruselas tras la clasificación de Marruecos para el Mundial de fútbol de 2018, informó la agencia Belga, señaló Efe.
En estos casos, esta "policía para extranjeros", como han bautizado los medios belgas la propuesta de Francken, actuaría junto a los agentes de seguridad para localizar a los inmigrantes que estén involucrados en disturbios, en particular aquellos que se encuentren en Bélgica en situación irregular.

Este equipo de policía, enmarcado en la sección judicial de la Oficina de Extranjería, actuaría a petición de las autoridades y fuerzas de seguridad locales en incidentes en lugares públicos.

Francken, de la formación nacionalista flamenca N-VA, hizo pública su propuesta durante la presentación ante el Parlamento del presupuesto nacional para 2018 y despertó fuertes críticas por parte de la oposición.

El diputado socialista Emir Kir acusó a Francken de caer en el "populismo" y estigmatizar a un sector de la población, mientras que la socialista de origen asturiano Julie Fernández expresó su rechazo a la propuesta en su cuenta de Twitter.

La diputada nacionalista flamenca Sarah Smeyers, compañera de partido de Francken, aplaudió la iniciativa, que servirá para, aseguró, "contrarrestar una serie de incidentes que han tenido lugar en las últimas semanas, no solo en Bruselas sino en todas partes".

No es la primera vez que Francken protagoniza un episodio tachado de xenófobo desde su nombramiento como secretario de Estado en el Ejecutivo del liberal Charles Michel.

Una de sus reacciones más criticadas y sonadas a nivel internacional fue la negativa en noviembre de 2016 a otorgar visados a una familia siria de Alepo con dos hijos de cinco y ocho años, después de que una familia belga de Namur, al sur del país, aceptara su acogida.

Francken fue multado con 4.000 euros diarios por negarse a facilitar un visado humanitario a la familia.

Finalmente, el Consejo de Contencioso de Extranjería belga dio la razón a Francken y retiró la multa.



http://www.euromundoglobal.com

No hay comentarios: