This page has found a new home

Desde 2010 se han perdido cerca de 350.000 empleos públicos, según el Banco de España