POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

¿Qué tipo de enfermedad mental padece Puigdemont? Por @jsobrevive


@jsobrevive.- Antes de nada he de decir que el planteamiento del título de este artículo no es con ninguna intención de ofender a Puigdemont aunque, por otro lado, me caiga rematadamente mal. Me refiero simplemente a la actitud, los movimientos y la forma de actuar de Puigdemont las veces que he sido capaz de aguantarle más de diez minutos seguidos por televisión.

En el último pleno del parlamente catalán, Inés Arrimadas acusaba a Puigdemont de cobardía, de no participar nunca en debates, de no asistir al parlamento español y de ni siquiera replicar a la propia oposición en el parlamento catalán hablando de su cuaderno de notas. ¿Qué hace Puigdemont anotando continuamente en un cuaderno mientras está en el parlamento si nunca contesta a la oposición? Sin ser psicólogo yo entiendo que ese es un refugio que él utiliza para esconderse por un trastorno de personalidad que a mi me parece más que evidente.

Y no solo eso, en el pleno en el que declaró, y después suspendió, la independencia de Cataluña, ¿han observado su actitud antes de hablar? Miraba sus notas, hablaba con el de al lado, se volvía a refugiar en sus notas, apuntaba, se ponía las patillas de las gafas en su boca, al segundo se las volvía a poner y todo con movimientos compulsivos que demostraban más una personalidad insegura que un nerviosismo propio del momento.
Otro rasgo de su personalidad que me ha llamado la atención es su cobardía. Moviliza a las masas para que sean esas masas las que den la cara por él y los suyos, pero cuando le toca a él personalmente ser el que da la cara, se esconde sin ningún rubor y dice digo, donde había dicho Diego, siendo capaz de decir "digo" y "Diego" en la siguiente frase.

En realidad Puigdemont no ha sido votado por nadie en Cataluña. Fue, simplemente, la persona elegida para sustituir a Artur Mas, ante la negativa de la CUP a votarle por la corrupción. Es decir, es un hombre de paja, el que se iba a comer el "marrón", hablando en plata, eligieron al más tonto, al más manejable y al carente de personalidad porque, evidentemente, sabían de estos trastornos de personalidad que, para mi, cada día están más claros. Se convirtió en el tonto útil.

Y ahí está un personaje, con unas taras mentales que cada día resultan más evidentes, cargándose económicamente una región de España. Generando odios, generando recelos y haciendo movilizarse a toda España porque podría llegar a cargarse, no solo Cataluña, todo lo que se le ponga por delante. Ahí está el hombre de paja que después de todo lo que ha montado se ha dado cuenta que el que puede ir a la cárcel es él. mientras quienes manejan los hilos por detrás, los más listos, se irán de rositas.

No hay nada de nuevo en todo esto, no es ninguna novedad. A estos personajes les alegran un día la oreja, los mismos que le están enviando al matadero y en su vanidad, ignorancia y tara mental, creen que les han elegido por ser el más listo, el más guapo y el que más vale. Hasta que se vea entre rejas convirtiéndose en mártir de la causa casi sin darse cuenta. Pero qué quieren que les diga, yo preferiría ser el tonto que le da las palmaditas en la espalda y que acaba yendo a la cárcel a visitarle diciéndole: "qué valiente eres, Carles".

No hay comentarios: