POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Los obispos catalanes no condenan la rebelión independentista y varios la ensalzan



Mientras el obispo de Solsona, Xavier Novell, alentaba a la población a sumarse alreferéndum ilegal y presumía públicamente de participar en él, papeleta en mano, los obispos catalanes han evitado condenar la rebelión independentista y han optado por otra controvertida declaración oficial que condena la intervención de las fuerzas de seguridad ante el órdago lanzado contra el Estado de Derecho en Cataluña.

El comunicado fue distribuido en las últimas horas por la Conferencia Episcopal Tarraconense, que agrupa a los diez obispados y arzobispados catalanes. El comunicado se cuida de no condenar la ofensiva ilegal del independentismo catalán, no rechaza el referéndum ilegal y, sin embargo, sí reprende la intervención de las fuerzas de seguridad.


Los obispos catalanes hicieron público el comunicado cuando la Policía Nacional y la Guardia Civil tuvo que enfrentarse a quienes incumplieron las órdenes judiciales y se acantonaron en sedes abiertas como ilegales colegios electorales. «La situación de violencia que se vive hoy en Cataluña es deplorable. Es necesario que se detenga ya la violencia y los enfrentamientos. Hay que encontrar una salida pacífica y democrática», indicaba el comunicado lanzado este domingo y que en las horas siguientes fueron replicando distintos obispos y obispados catalanes a través de internet.

La redacción del comunicado ha supuesto, en la práctica, una condena a la intervención policial. En el mejor de los casos, la interpretación de esa ambigua equidistancia -al hablar genéricamente de «violencia», sin delimitar a los responsables- sitúa en el mismo plano a los protagonistas de la ilegalidad y a quienes la combaten desde el Estado de Derecho.
Obispo de Gerona: contra el Estado de Derecho

Algunos prelados catalanes han ido más allá. Ha sido el caso del obispo de Gerona, Francesc Pardo, que en sus mensajes distribuidos por internet ha apuntado directamente contra el Estado de Derecho: «Hay que condenar la violencia que sufre el pueblo de Cataluña».

En su caso, califica de «resistencia» el golpe independentista, y de «violencia» el uso legítimo de las medidas coercitivas del Estado de Derecho. «La resistencia no se vence con violencia, sino con un diálogo sincero y pacífico», dice monseñor Pardo.
El Obispo de Solsona alienta la rebelión

Mientras tanto, el obispo de Solsona, Xavier Novell, ha presumido en público de haber acudido a votar en el referéndum ilegal. Como no pudo hacerlo en Solsona, se marchó a la localidad de Navés para depositar su voto. Se encargó de posar para las instantáneas que ha difundido a través de la cuenta que tiene en twitter el Obispado de Solsona. Fue una forma más de animar a la población a que se sumara al referéndum ilegal, algo que ya había alentado desde el púlpito y a través de la hoja parroquial distribuida el pasado fin de semana. En ella, Xavier Novell llegaba a utilizar a Juan Pablo II para defender la rebelión del independentismo catalán contra el Estado de Derecho, a la par que ensalzaba como héroes a los protagonistas de esta ofensiva: «los presidentes del Parlamento (catalán) y de la Generalitat, los consejeros y muchos diputados, alcaldes y altos cargos de la Generalitat están arriesgando su libertad, carrera y patrimonio, para ofrecernos, por primera vez en la historia» la posibilidad de votar para forzar la indepndencia, dejaba escrito monseñor Novell en su carta pastoral de esta última semana.
El abad y sus «pacíficos ciudadanos»

El abad de Montserrat, José María Soler, también se ha sumado a la a la misma versión oficial propagada desde este domingo por los obispados catalanes. De hecho, Soler ensalza a los que han participado activamente en la rebelión y critica a quienes han actuado contra la ilegalidad desde el Estado de Derecho. «Condenamos las actuaciones violentas contra ciudadanos pacíficos y renovamos la llamada a la serenidad y al diálogo», dejó escrito el abad Soler en las últimas horas.

Todo esto ocurre después de que, en vísperas del 1 de octubre, 300 curas y diáconos independentistas lanzaran un manifiesto conjunto alentando al referéndum ilegal y llamando a la ciudadanía a acudir a votar por la autodeterminación, en clara rebelión contra el Estado de Derecho. El Gobierno se quejó de ello ante la Santa Sede.

https://noticierouniversal.com/actualidad/los-obispos-catalanes-no-condenan-la-rebelion-independentista-y-varios-la-ensalzan/

1 comentario:

  1. Les garantizo que no volveré a marcar la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta.

    ResponderEliminar