POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Los corales comen plástico porque les resulta sabroso


Según un estudio, los corales comen plástico porque les gusta, no porque parezcan presas.

Los corales comen plástico porque les resulta sabroso
Científicos estadounidenses llegan a esta conclusión tras un experimento

Creen que ciertos aditivos químicos estarían actuando como un estimulante

Los microplásticos, presentes en todos los mares, son una gran amenaza

Los científicos saben desde hace mucho tiempo que los animales marinos comen restos de plástico por error, porque los pequeños trozos de plástico flotante pueden parecerles presas.

Pero un nuevo estudio de la Universidad de Duke sobre la ingestión de plástico por los corales sugiere que puede haber una razón adicional para este comportamiento potencialmente dañino. Las señales visuales, como el parecido con la presa, no explican la atracción porque los corales no tienen ojos. Simplemente, el plástico les sabe bien, concluyen los investigadores tras un estudio publicado en la revista Marine Pollution Bulletin.

"Los corales en nuestros experimentos comieron todo tipo de plásticos, pero prefirieron los microplásticos no degradados por una diferencia triple en comparación con los microplásticos cubiertos de bacterias", señala Austin S. Allen, estudiante de doctorado en la Escuela de Medio Ambiente Nicholas de Duke. "Esto sugiere que el plástico en sí contiene algo que lo hace sabroso", señala.

"Cuando el plástico proviene de la fábrica, tiene cientos de aditivos químicos. Cualquiera de estos químicos o una combinación de ellos podría estar actuando como un estimulante que hace que el plástico sea apetitoso para los corales", indica Alexander C. Seymour, analista de sistemas en el Centro de Robótica y Teledetección Marina de Duke, que codirigió el estudio con Allen.

Se necesitará más investigación para identificar los aditivos específicos que hacen que el plástico sea tan sabroso para los corales y para determinar si los mismos químicos actúan como estimulantes de alimentación para otras especies marinas.

Los microplásticos, una amenaza para los animales marinos

Los microplásticos, pequeñas piezas de plástico desgastado de menos de cinco milímetros de diámetro, comenzaron a acumularse en los océanos hace cuatro décadas y ahora son ubicuos en el medio marino. Constituyen una gran amenaza para la alimentación de animales marinos, incluidas muchas especies de aves, tortugas, peces, mamíferos marinos e invertebrados.

Debido a que el plástico es en gran medida indigerible, puede conducir a bloqueos intestinales, crear una falsa sensación de saciedad o reducir las reservas de energía en los animales que la consumen. "Alrededor del ocho por ciento del plástico que los pólipos de coral en nuestro estudio ingirieron todavía estaba atascado en sus entrañas después de 24 horas", comenta Allen.

También pueden filtrar cientos de compuestos químicos en sus cuerpos y el entorno circundante. Los efectos biológicos de la mayoría de estos compuestos aún se desconocen, pero algunos, como los ftalatos, son estrógenos y andrógenos ambientales confirmados, hormonas que afectan la determinación del sexo.

Los corales comían todo tipo de plástico en un experimento

Allen y Seymour llevaron a cabo su estudio en dos partes utilizando corales recolectados en aguas de la costa de Carolina del Norte. En su primer experimento, ofrecieron pequeñas cantidades de ocho tipos diferentes de microplásticos a los corales para ver si los animales comían los trozos del tamaño de un bocado frente a otros objetos de tamaño similar que se les ofrecían, como arena limpia. "Descubrimos que los corales comían todos los tipos de plástico que ofrecíamos y, en su mayoría, ignoraban la arena", comenta Allen.

En el segundo experimento, colocaron grupos de coral en cámaras de alimentación separadas. A cada grupo se le ofreció la misma cantidad de "comida" (plásticos desgastados) durante un período de 30 minutos, pero algunos grupos solo obtuvieron partículas de microplásticos sin desmoldar, mientras que otros solo obtuvieron partículas de micropásticos desgastados con una biopelícula bacteriana. Este experimento verificó que los corales comerían ambos tipos de plástico, pero prefirieron el tipo limpio por un margen de tres a uno.

Los investigadores esperan que sus hallazgos motiven a los científicos a explorar el papel del gusto para determinar por qué los organismos marinos ingieren microplásticos.

"En última instancia, la esperanza es que si podemos fabricar plástico para que guste sin querer a estos animales, también podríamos fabricarlo para que tenga un sabor intencionalmente malo", dijo Seymour. "Eso podría ayudar significativamente a reducir la amenaza que plantean estos microplásticos".


http://www.rtve.es/noticias/20171025/corales-comen-plastico-porque-les-resulta-sabroso/1630455.shtml

No hay comentarios: