POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

¿La tecnología está acabando con los empleos?


La preocupación acerca de la repercusión del avance de la ciencia en los niveles de desigualdad económica y la disponibilidad de empleo ha estado vigente desde hace años.

Desde una visión optimista, se podría pensar que basta con capacitarnos más y mejor para estar a la altura del mundo digital. Surgen nuevos empleos y se mejoran las condiciones de los trabajos tradicionales.  Las máquinas nos permiten más tiempo para hacer lo que nos gusta, desarrollar nuestras destrezas, descubrir nuevas habilidades, PERO… la realidad es que ha aumentado, a nivel mundial, el desempleo, el subempleo y se ha ensanchado la brecha económica entre los que ocupan posiciones especializadas o poseen industrias automatizadas y el resto de la población. Se han generado nuevos empleos, pero requieren alto nivel de conocimientos y son escasos.

Eficiencia de la tecnología

A la luz de la realidad, sabemos que muchos empleos ya no son necesarios porque las máquinas realizan las labores o ayudan a hacerlas de manera eficaz y eficiente. Actualmente, los empleos tienden a estar relacionados con el ámbito digital. Las máquinas no se cansan, funcionan a cualquier hora, no tienen sentimientos, no se enferman, abaratan los costos, son rápidas y precisas. Basta con un operador donde antes había un grupo de trabajadores y en caso de fallos, pocos especialistas hacen falta para recuperar el funcionamiento. Lo cierto es que, todas las labores que se pueden realizar a través de la web o con el uso de dispositivos electrónicos tienden a desaparecer ya que, los productos artesanales suelen ser más costoso que lo industrializado, lo que les convierte en artículos de lujo con poca demanda.

Los grandes almacenes (o hipermercados) están acabando con el pequeño comercio

Por otra parte, el uso de la web y recursos informáticos apoya la existencia de grandes almacenes que dejan fuera del mercado a las tiendas tradicionales, que son pequeñas con poca variedad y stock limitado. El caso de Amazon es un claro ejemplo, que incluso comienza a afectar la venta de víveres.

Algunos oficios, empleos y establecimientos casi desaparecidos

Modista, telefonista, recepcionista, trabajadores en cintas transportadoras en fábricas, carteros, personal de oficinas de correo, algunos oficios agrícolas, personal de inmobiliarias, administrativos, maestros de cocina y manualidades, dependientes de tiendas, cajeros de bancos, agencias bancarias, agentes de viajes. Incluso, hay experimentos para eliminar los cajeros de supermercados. Ya hay coches sin conductor, secretarias virtuales, software que fabrica escritos para suplir algunas actividades periodísticas.
Según un estudio de la Universidad de Oxford, alrededor de 700 profesiones serán reemplazadas por máquinas en 20 años. Los robots y dispositivos automatizados podrán realizar las tareas correspondientes al 47% de la población económicamente activa, que equivale a 1.600 millones de puestos de trabajo.

Nuevos puestos de trabajo en la era digital

Los nuevos empleos que sustentan a las máquinas o el software son limitados y requieren de conocimientos muy especializados, que requieren alto nivel de conocimientos tecnológicos. Los robots no están solamente en las fábricas, amenazando a los trabajadores en las cadenas de montaje, están en riesgo una gran variedad de empleos que manejan información, especialmente si es de manera rutinaria.

Afortunadamente la tecnología no abarca el 100% de los empleos tradicionales

Todavía el humano es insustituible para gran variedad de labores. No corren peligro de desaparecer a corto plazo, empleos que impliquen contacto humano, un alto nivel de complejidad, destreza, creatividad, inteligencia social, conocimientos tecnológicos, marketing, ventas ni los trabajos que se desarrollan en un ámbito subjetivo como el arte, en todas sus expresiones. Según un estudio de Adecco, los profesionales con las características antes mencionadas serán los más relevantes en los próximos 5 a 10 años.

Algunos oficios, empleos y establecimientos que difícilmente serán sustituidos por máquinas

Informático, policía, instructores de manejo, extracción petrolera y minera, construcción, transporte, atención directa al público, relaciones públicas, economistas, sociólogos, cocineros, mesoneros, piloto aéreo, político, abogado, maestro, entrenadores deportivos, artistas, cajeros de supermercados, porteros de discotecas, cuidadoras de menores y minusválidos, médicos, empleados del sector salud en general, guías turísticos, monitores de ocio, sector bienestar (tratamientos de belleza, estética y spa), astronautas, buzos, arqueólogos, espeleólogos, investigadores del sector salud, energético y desarrolladores de innovaciones en general.

La conciencia entre las empresas y profesionales independientes de que, en la era digital, no tener presencia online, es como no existir, ha dado lugar a nuevas profesiones

Diseñador visual y creatividad digital, estratega y gestor de negocio, community manager, marketing digital, ingeniero smart factory, chief digital officer, experto en innovación digital, data scientist, arquitecto experto en smart cities, experto en usabilidad, director de contenidos digitales, experto y gestor de riesgos digitales, director de marketing digital, experto en big data (que analiza los grandes datos de la empresa para proponer correcciones y apoya la toma de decisiones), growth hacker (identifica formas de crecimiento además del marketing)

¿Qué aspiran los Millennials?

Si bien han surgido nuevos empleos, hay una brecha formativa y de especialización en el mercado laboral. Las profesiones que se imparten no están orientadas a cubrir necesidades específicas de la era digital. Hace falta grandes reformas en la educación para hacerla más multidisciplinaria. Todavía los niños llevan libros y cuadernos en lugar de laptop y la pedagogía poco se apoya en la tecnología, principalmente por el tema económico.  Esto contrasta con las aspiraciones de los Millennials (o generación del milenio), que son jóvenes altamente preparados, con mentalidad abierta, que aspiran a trabajar con empresas no tradicionales, no son partidarios de jerarquías ni horarios rígidos, quieren participar en la toma de decisiones en medio de una gestión flexible, con el objetivo de alcanzar la felicidad más que la productividad, quieren seguir formándose y conciliar la vida profesional con la personal.   
La tecnología, lamentablemente, en muchos sectores de la actividad humana, acentúa nuestras diferencias intelectuales y económicas. Intelectuales porque sólo los que dominan las técnicas más avanzadas controlan al resto, inventando artilugios que suplen necesidades y hasta nos crean otras. Por otra parte, actualmente es aún más notorio quien tiene los recursos para disfrutar de más y mejores herramientas especializadas.
@ILONKADAS

No hay comentarios: