POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

La proporcionalidad de los vagos, los cobardes y los incapaces, por @jsobrevive


@jsobrevive.- La profesión de político siempre ha estado muy mal vista, se ha considerado siempre que era gente con pocos principios, que miraban primero por lo suyo y con un gran afán de protagonismo personal. Todo esto siempre ha sido así y no cambiará, a pesar de las lógicas excepciones que habrá habido, pero antes los políticos tenían una cualidad que nadie se atrevía a discutir, su preparación. Era gente preparada, con brillantes carreras, brillante oratoria y personas en general inteligentes, con todos sus defectos. Ahora al político se le sigue viendo igual pero con un problema añadido, ya no están tan preparados, o nada preparados, no tienen oratoria y los políticos inteligentes se cuentan con los dedos de una mano, porque en general son unos listos, que no inteligentes.

Ante el desafío separatista que se está produciendo en Cataluña esta nueva casta de políticos, encabezados por Rajoy, Sánchez, Iglesias o Rivera, siempre han defendido la proporcionalidad de la respuesta del estado ante el desafío separatista, respuesta que hasta ahora se ha movido entre nula o ridícula. No se atreven a hacer algo que es tan simple, como obvio, aplicar la ley. Si la ley contempla las circunstancias que se están dando en Cataluña, no entra en cabeza humana que no se esté aplicando para cortar todos los delitos que allí se están produciendo de raíz.

Que no lo hagan solo puede deberse a dos motivos, a cobardía y a interés personal y de partido, los unos por quedar bien ante los que nunca van a quedar bien y los otros por rascar algún voto a río revuelto. Mientras tanto están dejando a los pies de los caballos a cuarenta millones de españoles ante los delitos cometidos por la mitad de la población catalana, por poco más de dos millones de personas. Pero no solo eso, también están dejando tirados a su suerte a los miembros de la Policía y de la Guardia Civil que, estos sí, están allí cumpliendo órdenes y para hacer que impere la ley.

Mientras tanto para todos nosotros, ciudadanos normales, no dejarán de quedar como lo que demuestran ser, vagos, cobardes e incapaces de solucionar un problema grave, si a ellos les puede causar el más mínimo perjuicio electoral. Es decir, los políticos de ahora tienen los mismos defectos que han tenido siempre, pero sin ninguna de sus virtudes, una pena y un asco.

1 comentario:

  1. Dos millones comparados con todos los habitantes de Cataluña da una proporción de solo un tercio de la población: ello quiere decir que han dejado tirados a los cuerpos y fuerzas de seguridad junto a dos tercios de la población de Cataluña. Esos cuerpos de seguridad junto a la tortilla de patatas son los únicos que tienen huevos en Cataluña

    ResponderEliminar