POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

La mano oscura del “secesionismo catalán”. ¿Qué hay detrás del grupo PDLI?




Diego Pappalardo.-
Inequívocamente, parte de los miles de millones de dólares que acaba de transferir George Soros para su fundación Open Society, irá destinada al escenario español, país que por estos días está siendo conflictuado por el separatismo catalanista y por la agenda globalista.Tal y como venimos exponiendo en sendos artículos, George Soros tiene injerencia en el proceso del conflicto en Cataluña ya que el multimillonario globalista propicia el debilitamiento de España.


En el territorio español, empleados, socios y aliados del poderoso especulador son quienes están a la vanguardia y en la retaguardia de la plataforma del catalanismo, oponente de España, y también en organizaciones que desde fuera del colectivo separatista lo flanquea.

Uno de esos jugadores domésticos que están en el circuito Soros, es la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI), entidad que exige al estado y a la sociedad españoles que consideren cuán negativo puede resultar ser la aplicación de la figura de sedición para los responsables separatistas y les impele a que observen la integridad los derechos de los detenidos dirigentes de la Asamblea Nacional Catalana y de la organización cultural Omnium. También exhorta a reformas en el Código Penal y al respeto por el pluralismo de ideas en el conflicto catalán.

La PDLI, según consigna oficialmente, recibió financiamiento de la Open Society desde el mes de noviembre del año 2014 hasta enero de 2017. En enero de 2015, en un informe firmado por Francesca Fanucci, Open Society se refirió a la situación de los medios de comunicación en España y se manifestaba partidaria de una reforma en el sistema de la prensa del país para hacerla más acorde a los estándares europeos y permitir mayor injerencia de actores vinculados a organismos internacionales. El mensaje principal que lanzó la abogada, defensora acérrima de los derechos humanos y consultora especializada en libertad de expresión y pluralismo de medios fue "Una señal muy prometedora en este sentido fue el lanzamiento, el 2 de diciembre, de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información, una nueva coalición de periodistas, medios digitales, abogados, actores sociales de la sociedad civil. activistas y grupos de consumidores, cuyo objetivo inicial es recopilar datos y crear conciencia pública sobre las amenazas a la libertad de expresión en España."

PDLI sostiene que actualmente no recibe cobertura financiera de Soros, no obstante, tiene entre sus miembros a gente que integra Open Society, como es el caso del periodista Juan Luis Sánchez, cofundador y codirector del digital eldiario.es, medio que está en PDLI desde su génesis. El citado redactor es promocionado en Open Society como un referente periodístico del debate político y del cambio social en España y miembro del Consejo Asesor Europeo de la fundación globalista. Éste, en una nota de su autoría de septiembre de 2016, reconoce que eldiario.esrecibió aportación monetaria de Soros pero la calificó de un poco más que insignificante. Cabe resaltar que pertenecer a la red Soros o mantener estrechos vínculos con sus miembros, no solamente implica un direccionamiento directo del dinero de Open Society, sino también una recepción indirecta de lo monetario a través de pautas publicitarias, ongs paralelas del circuito Soros y, sobre todo, alcanzar cierta notoriedad estratégica, sea ésta personal o grupal.

Pero los tentáculos sorosianos en PDLI se extienden también más allá del aludido Sánchez.

Otro integrante de PDLI es la periodista Virginia Pérez Alonso, fundadora del portal 20 minutos y, actualmente, adjunta a la dirección del medio Público, propiedad de Jaume Roures, socio de Soros.Pérez Alonso, desde el año 2016, integra la Junta Ejecutiva del International Press Institute (IPI), asociación mundial de periodistas que tiene como donantes a George Soros y a la Fundación Ford, entre otros.

Tampoco podemos soslayar la presencia en PDLI de la polémica revista Mongolia, perteneciente a la empresa Diario de Prensa Digital S.L. entre cuyos propietarios está Ignacio Escolar, quien es director de eldiario.es

El editor en jefe de Mongolia es Gonzalo Boye Tuset, nacido en Chile y condenado a prisión por tener vínculos de colaboración con la formación terrorista ETA, está enrolado en asociaciones tales como European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR) y el Observatorio DESC de la ciudad de Barcelona, núcleo al que ingresó en 2007 la actual alcaldesa de Barcelona Ana Colau.

Entre los financistas del ECCHR se visualiza al inefable George Soros.

Boye, en una reciente columna publicada originalmente en eldiario.es se expresa contra la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española, puntualizando "Espero equivocarme - y confío- en no terminar viviendo en una nueva Ankara pero, de una u otra forma, tengo claras esperanzas en que más temprano que tarde el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o cualquier órgano supranacional pongan coto a la situación creada por la aplicación arbitraria de un artículo que, como he dicho, está en la Constitución pero su aplicación puede ser absolutamente inconstitucional y contraria a Derechos Humanos básicos"6

Se conoció por filtraciones de correos electrónicos del grupo Soros que eldiario.es forma parte de los medios de comunicación aliados que tiene el jerarca globalista. Como era de esperar, su dueño y director, Ignacio Escolar, en un mensaje para la tribuna minimizó su nexo con el entramado de George Soros.

La PDLI también registra como parte de su colectivo al grupo de investigadores de Tecnopolítica de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), institución privada que refrenda la campaña secesionista, Pacto Nacional por el Referéndum. En el Manifiesto del PNR se pide la concreción de un referéndum con observancia internacional y con efectos vinculantes.

Adherente de PDLI es el diario digital Público.es cuyo titular patrimonial es Jaume Roures, empresario señalado como aliado del secesionismo catalanista.

Si bien, hay más lazos objetivos entre los miembros de la PDLI y la estructura internacional de George Soros, finalizamos señalando que componentes de la entidad reconocen como una referencia investigativa y expositiva medial a The Guardian de Inglaterra, a tal punto que eldiario.es republica cotidianamente traducido al castellano el contenido internacional del periódico británico.

The Guardian ejerce un liderazgo internacional en la comunicación periodística de la perspectiva centro-izquierda globalista. En el mes de junio de 2014, anunció la convergencia informativa y analítica de la realidad de los países postsoviéticos, tejiendo la red New East Networ. En esta alianza, encontramos a Eurasianet, asociación de noticias que funciona desde Nueva York, que recepta el oxígeno monetario de la Open Society Foundations. Algunos investigadores y periodistas, entre ellos el columnista progresista David William Pear, vienen denunciando el maridaje financiero e ideológico-político entre The Guardian y George Soros.

Indiscutiblemente, la organización transnacional de George Soros, con su paradigma, dinero e influencia, emplea en España la clásica estrategia del yunque y el martillo, valiéndose para ello de una considerable cantidad de jugadores locales y precisando España de manera imperiosa un antivirus necesario y efectivo para contrarrestar su deconstrucción gradual.

No hay comentarios: