POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

El Gobierno acusa a los Mossos de plegarse a la Generalitat "por encima del criterio profesional"


Policías antidisturbios desalojan el instituto Jaume Balmes, en Barcelona.

El delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha comparecido en rueda de prensa para anunciar que el Ejecutivo ha dado órdenes a la Policía Nacional y a la Guardia Civil para que se trasladen a los "mal llamados" colegios electorales y requisen material, tanto urnas como papeletas, que se fueran a utilizar en el referéndum ilegal del 1-O.

"Nos vemos obligados a hacer lo que no queríamos hacer", ha dicho Millo, ante la inacción de los Mossos de impedir la votación. El delegado ha acusado directamente a la Generalitat de haber "impuesto la línea política por encima del criterio profesional" de los Mossos, "poniendo en riesgo el prestigio de un cuerpo policial que es de todos y para todos".

Según Millo, lo ocurrido en las primeras horas de este 1-O, cuando el Govern ha cambiado las reglas de votación, estableciendo un censo universal, votos sin sobres y con papeletas desde casa, demuestra que "todo es un engaño, una farsa y un fraude".Guardias civiles a la entrada del colegio Sant Julià de Ramis (Gerona). |

Antes de su comparecencia, el Gobierno de Mariano Rajoy ha emitido a través de portavoces de Moncloa una primera valoración de los acontecimientos, minutos después de que la Generalitat haya dado sus nuevas instrucciones para que los catalanes puedan acceder al voto.

Para el Ejecutivo, queda "confirmado que el estado de Derecho ha desbaratado el referéndum ilegal". Así lo "certifica" la comparecencia del consejero Jordi Turullesta misma mañana en la que se ha "liquidado cualquier vestigio de respetabilidad democrática".

"Por primera vez", añaden las fuentes oficiales, "en la historia mundial de las elecciones se cambian las normas de votación a 45 minutos de que esta comience". Y se hace, añaden, "con el único objetivo de forzar el resultado de la misma".

Sin censo, con papeletas traídas de casa, sin sobres y en el colegio electoral que cada uno quiera. Si lo sucedido en el Parlament los días 6 y 7 de septiembre fue un bochorno democrático, lo de hoy es un bochorno electoral", añaden.


http://www.elmundo.es/espana/2017/10/01/59d08e4246163f59738b4586.html

No hay comentarios: