POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Carta abierta de un "mosso" al Ministerio del Interior denunciando persecuciones hacia ellos


Redacción.- Publica en su edición de hoy el diario "El País" una carta abierta que un mozo de Escuadra, de la que nos hacemos eco, en la que denuncia al ministro Zoido las persecuciones que están sufriendo algunos miembros de ese cuerpo. En esta carta, el agente, describe la situación por la que están pasando como de "máxima tensión en la que también se estarían preparando listas de sus miembros en función de su ideología, o de un sentimiento "españolsta".

Describe, no solo la situación por la que ellos atraviesan, también la que sufren sus propias familias ante estos acosos que estarían provocando la apertura de expedientes de los perseguidos. Se plantea, así mismo, como única alternativa posible a lo que están viviendo en estos momentos su posible salida a otros cuerpos policiales, como la Policía Nacional, donde, según él mismo describe, podrían realizar mucho mejor su labor sin sufrir las presiones que están sufriendo.



Así mismo deja claro algo que todos imaginamos, que tal hacerse pública esa carta saldrán muchas autoridades de la Generalidad a desmentirla y a poner en duda todas sus afirmaciones.

La carta comienza así: “Represento a un número variable de agentes y mandos del Cuerpo de Mossos d’Esquadra, y voy a intentar explicar la problemática que ha sumido a este organismo y a sus agentes en una situación indeseable para un cuerpo policial a raíz del desafío independentista por una parte de la sociedad catalana". Es evidente que con esta forma de comenzar su carta no quiere dar datos sobre el número de agentes afectados.

Y continúa: “Sin entrar en valoraciones políticas, pues estas nunca habrían de haber entrado en el desarrollo profesional de los acontecimientos, los que integramos este cuerpo estamos sufriendo de forma injusta la rotura del mismo en los principios básicos y elementales que han de primar en esta profesión”. Dejando claro lo que todos pensábamos tras el 1 de Octubre, que su actuación fue más de policía política que de cuerpo policial.

Además prosigue con algo que nos parece muy evidente a todos los que estamos viviendo los acontecimientos de Cataluña, aunque sea desde fuera: “Saldrán posteriormente con seguridad autoridades de la Generalitat a desmentir que existan las presiones o las situaciones que en esta carta se describen, es su trabajo. Pero la realidad que aquí cuento es la mía y la que me refieren mis compañeros de sus experiencias personales”.



También advierte el agente: “Esa rotura se ha traducido, después de los lamentables y vergonzosos hechos ocurridos los días 20 de septiembre y, sobre todo, a partir del día 1 de octubre, en una presión en el servicio sobre los agentes que no nos sentíamos cómodos con las instrucciones dadas, y que habíamos expuesto razones legales recogidas en la Constitución, las Leyes y las ordenes de jueces y fiscales en relación a los hechos y las 'sugerencias' de realizar el servicio de una forma (como poco) infrecuente, recibida de nuestros mandos inmediatos o superiores”.

“El sentimiento que mejor puede definir a como nos sentimos es el de 'secuestro', pues cuando te condicionan tu actuación profesional de forma sutil (no la podrías probar ante un juicio, por ejemplo), en forma de amenazas veladas, otras más directas, también presiones en forma de instrucciones de hacer o no hacer respecto a impedir los actos preparatorios y ejecutivos del referéndum o se te amenaza con aperturas de expediente, no encontramos en la inacción el 'pago del rescate'”.

“Muchos de nosotros nos sentimos sometidos a un control anormal de nuestras acciones en el servicio por parte de los mandos y los propios agentes que han manifestado sin rodeos su postura ideológica, algo inadecuado en una profesión como la nuestra. Nos estamos enterando de que incluso se estarían haciendo listas de agentes y mandos 'españolistas', como nos llaman entre otras cosas, seas catalán de toda la vida o no, y que no es más que el querer actuar de forma legal y profesional. Nada que se pueda probar, claro, pero de evidente efecto sobre nosotros y nuestras familias y que nos confirma que dirigen una especie de vendetta 'antiespañolista'”.

Y asegura de esas presiones que son “de las imposibles de demostrar y que quizás son las más preocupantes, se derivaran una cadena de hechos indeseables, y permítame la expresión, infernales para los agentes y sus familias. Tenemos claro que estas presiones, persecuciones y amenazas no se acaban el día 1 de octubre, siendo para muchos de nosotros la única salida la que nos da el acceso al Cuerpo de Policía Nacional en su Ley 9/2015 que regula el Régimen de personal”.Y agrega: “Para otros y gran mayoría de agentes supondría un balón de oxígeno para realizar con total seguridad sus deberes profesionales”.

Y por todas estas razones expuestas solicitan del ministro: “Solicitamos un impulso a la opción de pase interadministrativo que, sobre todo, redundaría en beneficio de la seguridad en el servicio, en la de los agentes y sus familias y cercenaría las injustificadas presiones políticas que a este cuerpo de policía y a sus agentes se les tiene sometido. Somos policías ya formados que podemos incorporarnos rápidamente a las plantillas a coste cero para la administración, siendo algunos incluso anteriores guardia civiles y policías nacionales que ya tendrían conocimientos requeridos, que podrían reforzar a los componentes de la Comunidad Autónoma. Estamos motivados y con ganas de trabajar en una policía con la que nos sentimos más identificados. Somos bilingües en nuestras respectivas comunidades (catalán/valenciano y euskera) y los posibles inconvenientes por adelantarnos a algunos compañeros del CPN en los cambios de destino, podría suplirse con el compromiso de destino temporal obligatorio en Cataluña”.



Fuente de la carta https://politica.elpais.com/politica/2017/10/13/actualidad/1507888501_451909.html


No hay comentarios: