POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Andorra: la etapa pirenaica de la independencia de Cataluña




Los míticos puertos de los Pirineos están intrínsecamente ligados al Tour de Francia, en ellos se han realizado grandes gestas y nombres como el Tourmalet forman parte de la mitología del ciclismo. Andorra, el llamado “País de los Pirineos”, también forma parte de una particular carrera, pero no como las de las grandes vueltas del deporte de la bicicleta, si no de los recorridos que realizaba la burguesía catalana durante muchos años para poner a buen recaudo ese dinerillo que se les olvidaba de vez en cuando de declarar a la hacienda española.

De paso que iban a ese país, tan querido por todos, aprovechaban para comprar tabaco, whisky y algún radiocasete Pioneer para el coche entre muchos otros artículos míticos de los 80 y 90. Eran años felices para todos y los empresarios disfrutaban de un fin de semana relajante entre las montañas de la cordillera mientras ingresaban sus excedentes.

Sin embargo hace poco un escalofrío recorrió la espalda de muchos de esos empresarios. En diciembre de 2016 el Gobierno de Andorra aprobaba definitivamente el final del secreto bancario. Desde el 1 de enero de 2017 el Ejecutivo andorrano recopilaría la información fiscal de todas las cuentas de los bancos del país para enviarlaen el 2018 a las haciendas de cada uno de los países de la Unión Europea, entre ellos obviamente España. Eso provocará que aflorare todo el dinero no declarado por esos empresarios catalanes. Los directivos de la Banca de Andorra ya informaron que España es uno de los países con más clientes en sus bancos, cosa lógica por la proximidad geográfica, y pueden apostar que los catalanes se llevan la palma.

El coste de una regularización incluyendo multas y recargos es el 70% y si no se enfrentan a que Hacienda lo detecte por su cuenta gracias a la información fiscal que le envíe Andorra, en cuyo caso el coste para el contribuyente puede ser de hasta el 120% de la cantidad no declarada. Vamos, que el que llevó dinero a Andorra sabe que sólo se quedará, en el mejor de los casos, con el 30% del mismo.

Quizás ahora todos comprendemos mejor porqué existe un movimiento independentista tan bien financiado cuyo objetivo es salir de España antes de 2018 o como mínimo establecer una nueva relación constitucional donde una de las transferenciassine qua non sea el controlar la Hacienda Pública y los impuestos, lo que “salvaría” esas fortunas que ahora permanece inquietas en los bancos andorranos.

Como dice San Andrés “Si lo parece, lo es”.


http://www.eltitular.es

No hay comentarios: