POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Un incendio en Gran Canaria arrasa más de 2.000 hectáreas y obliga a desalojar a 400 personas



Redacción.- Un incendio, originado este miércoles en la cumbre de Gran Canaria, ha arrasado en solo ocho horas más de 2.000 hectáreas y ha obligado a desalojar a los 400 vecinos de cuatro municipios de la isla, que se alojan en los polideportivos de Teide y San Mateo.


Unos 300 operarios trabajan durante la madrugada para contener las llamas, con la esperanza puesta en los tres hidroaviones de refuerzo que llegarán por la mañana y, sobre todo, en las previsiones de lluvia.

El fuego afecta ya a cuatro municipios en un perímetro de 20 kilómetros (Tejeda, San Mateo, Santa Lucía y Telde) y ha obligado a desalojar sus casas a alrededor de 400 personas que residen en barrios de la cumbre, por el riesgo que comportaban las llamas.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo; su homólogo en el Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales; y la delegada del Gobierno central, Mercedes Roldós, se han reunido el miércoles por la noche en el Centro de Coordinación de Emergencias de Las Palmas para evaluar la última hora de las llamas.

Labores de rescate por cielo por la mañana

Se espera que el jueves por la mañana lleguen siete helicópteros forestales y un avión contraincendios del Ministerio de Medio Ambiente, además de tres grandes hidroaviones y un helicóptero Kamov.

Las brigadas forestales intentan contener que se propague hacia Valleseco, donde hay más barrios poblados. El otro foco activo por la noche se dirige hacia Santa Lucía de Tirajana, zona despoblada y con poca vegetación.

Además, 90 soldados de la Unidad Militar de Emergencias ayudarán a sus compañeros de Gran Canaria y Tenerife.

Los testigos cuentan que la zona quemada es una "ratonera". El incendio avanza sin control y las rachas de viento convierten en imprevisible su dirección.

La bajada de temperaturas y la previsión de lluvias aportan esperanza

Los esfuerzos de los operarios podrían ser aún más efectivos si se cumplen las previsiones meteorológicas, que apuntan a que las temperaturas van a caer en las próximas horas de 6 a 10 grados en la zona, además de la previsión de lluvia, ya que el aire presenta un 70% de humedad relativa.

El fuego se declaró el miércoles poco antes de las 13:50 horas y se propagó rápidamente por las condiciones "extrañas" del viento.

Sobre las 17:30 horas, el fuego había quemado 1.000 hectáreas, y por la noche se había doblado la cifra de terreno calcinado.
Fuente: http://www.rtve.es/noticias/20170921/incendio-gran-canaria/1621006.shtml

No hay comentarios: