POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Un futuro gobierno totalitario para Cataluña



Monti -Con el instinto de auténticos canes marcando su territorio han empapelado familias enteras el barrio de Gracia en Barcelona. En mi barrio, situado en una de esas poblaciones limítrofes de trabajadores hubo un  conato de cacerolada. Dos vecinos empezaron a dar la tabarra.

-¡Que mañana trabajo, déjame dormir gilipollas!
-¡Facha! - Repondieron los dos de la cacerola
-¡Viva España, imbécil! Cállate y déjanos dormir, que mañana me levanto a la cinco -Contestó otro…

Vieron que si seguían dando la lata, nunca mejor dicho, serían increpados por más gente, que estaban solos y se callaron. Ya no han vuelto a asomar las cacerolas por mi barrio. Todos sabemos quiénes fueron los cacerorleros. Una es de Granada, que llegó hace unos años. Aquí nos conocemos todos…Menudos independentistas de pacotilla. Tan charnegos y traidores a sus raíces como puedan ser a sus orígenes cualquier separatista de los muchos que abundan. Son los que confunden los sentimientos privados con lo público. Los tontos útiles de la cacerola vieron la que se les venía encima, y que los que allí moraban no estaban para caceroladas: eran trabajadores que madrugaban;  no vagos subvencionados que se manifestaban todo el día con los abundantes suministros de bebida y comida gratis garantizados en su particular lucha “por la libertad”. Todo bien escenificado ante las cámaras de televisión.  Esos y las nuevas generaciones adoctrinadas desde los colegios y universidades son los que han abrazado, sin saberlo, a la extrema derecha en su peor vertiente: el totalitarismo. Esos jóvenes convertidos en verdaderas juventudes hitlerianas con el odio aprendido e inyectado en vena creen ser de izquierdas o estar luchando por la democracia: verdaderos analfabetos funcionales cuyo adoctrinamiento ha tenido lugar durante cuarenta años con la dejación de todos los gobiernos de España, sin que se salve ni uno... Para más inri, Gobiernos conscientes de que estaban permitiendo la sedición constante para lograr esa masa ciega de fanáticos.

El huevo de la serpiente del totalitarismo ya ha eclosionado: ha tenido el tiempo y los medios suficientes. Mensajes de sedición repartidos por parte de la hipersubvencionada TV3 y radios afines. Libre expresión siempre dependiendo de lo que opinases, por supuesto, porque en Cataluña puedes opinar siempre que estés en sintonía con el pensamiento único. A ello sumemos la educación sedicionista del odio a España en colegios y universidades olvidando la verdadera instrucción de las materias que deberían haberse dado promoviendo las mareas que ahora azotan a  la sociedad catalana, como tsunamis, llevándose la libertad por delante. This is the wasteland and the fisher king is dead…

Y la astuta serpiente tiene pensado cómo gestionar las obscenas masas de dinero que recibirán por su derrota. Una nueva traición a España, pero esta vez por parte del gobierno de España. Y con esas masas de dinero la serpiente comprará voluntades en Europa para que apoyen la ruptura con España. Ya se puede considerar que la serpiente ha conseguido las simpatías no solo medios tan importantes como el New York Times, sino gran parte de la prensa useña. Me pregunto cuánto hemos pagado los españoles por ello. La serpiente tiene sus propias embajadas y todas las estructuras de Estado junto a una red de leyes durmientes destinadas al control de la vida privada, según ABC: a la división y tratamiento de buenos y malos catalanes: de judíos y arios.



Nada de lo que estamos viendo en este drama es cierto. Lo que ningún medio os dirá es que lo que ahora está en candelero es la legitimidad de la mecánica legal del proceso; no el proceso en sí. Es decir, que si plantean las cosas de forma “legítima” la consulta podrá llevarse a cabo ante la mentira de que todo se puede hablar y votar: como si la unión de España se pudiera plantear o cuestionar.

Estamos ante una consulta que hubiese fracasado hace veinte años, pero que ahora triunfaría porque han tenido el tiempo y los medios de adoctrinar sin trabas a una gran masa de la población: un verdadero ejercicio de ingeniería social. El resultado será inevitable si no les dan un rotundo NO sin más explicaciones y se trata a los culpables por los delitos cometidos. Además, es imprescindible desbaratar la inmensa red clientelar que los sedicionistas han montado durante estos cuarenta años. Pero con este tipo de gobiernos el resultado final está cantado: un régimen totalitario para Cataluña y la desintegración de España.

No hay comentarios: