POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Pues claro que en España existe un estado de excepción: y Podemos apoya a sus causantes




PODEMOS TIENE COMO OBJETIVO DESESTABILIZAR NUESTRA DEMOCRACIA COMO SEA

Mis lectores habituales me llamarán podemita, pero hoy tengo que confesar que al fin he coincidido en algo con Pablo Iglesias. Hoy ha dicho que en España existe un “estado de excepción”.


El problema es que don Pablo y yo no coincidimos -me temo- en el origen de ese estado de excepción. Él considera que lo excepcional es hacer cumplir la ley, sin hacer excepciones, como si los alcaldes, los parlamentarios e incluso el presidente de un gobierno autonómico tuviesen patente de corso para saltarse la ley impunemente. Por el contrario, yo considero algo excepcional que se haya dejado a una gobierno autonómico llegar tan lejos en el desafío a la legalidad.

Por supuesto, la cosa no viene de ahora:
El estado de excepción se inició cuando el separatismo impuso una educación monolingüe en catalán y plagada de adoctrinamiento ideológico, violando los derechos fundamentales de los padres y de sus hijos y convirtiendo a los catalanes hispanohablantes en ciudadanos de segunda categoría. Es algo excepcional en un país democrático que no se permita educar a los hijos en la lengua oficial del país: en el resto de países con más de una lengua oficial eso no pasa, pero esto a Podemos le importa un pimiento, porque en esto, como en tantas otras cosas, Podemos apoya a los separatistas.
Estado de excepción es que en Cataluña te multen por rotular tu tienda en español, como viene haciendo el separatismo, como si usar la lengua común en esa parte de España fuese un delito. Algo ante lo que Podemos no ha protestado, será que eso le parece de lo más normal.
Lo excepcional es que haya políticos que se jactan de desobedecer sentencias judicialescuando éstas, por ejemplo, les recuerdan que tienen el deber de respetar los derechos lingüísticos de los hispanohablantes. Es lo que viene haciendo la Generalidad catalana desde hace años, y lo sigue haciendo hoy con el respaldo de Podemos.
Lo excepcional es que un gobierno autonómico que se dice democrático se salte la legalidad constitucional y viole la soberanía nacional con el fin de quebrantar la unidad de una nación, pretendiendo obligar a todos los ciudadanos a obedecer sus dictados al mismo tiempo que ese gobierno desobedece la Constitución, las leyes y las sentencias judiciales. Pero esto a Podemos le parece muy normal.
Lo excepcional es que un gobierno regional convoque consultas que no tiene el poder legal de convocar, para decidir cuestiones sobre las que no tiene competencia alguna, como si el mero hecho de haber ganado unas elecciones autonómicas permitiese a cualquier hacer lo que le da la gana y saltarse las leyes como y cuando le apetezca. Pero para Podemos el problema no es ese, sino que se cumpla la ley.
Lo excepcional es que tras declarar el Tribunal Constitucional que es ilegal una consulta para romper la unidad de España, la Generalidad actúe en abierta rebeldía, desobedeciendo la decisión del tribunal y siguiendo con su consulta ilegal, e incluso pretendiendo obligar a los ciudadanos a participar en un acto ilegal como ése. Pero en vez de criticarlo, Podemos le hace el juego a los golpistas.
Lo excepcional es que haya alcaldes que se creen que respetar la ley es opcional, y que se unan a la desobediencia de la Generalidad a la legalidad constitucional, e incluso pretendan que “lo democrático” es saltarse la ley con total impunidad. Una actitud propia de tiranos pero que a los chavistas de Podemos, por lo visto, les encanta.
Lo excepcional es que diputados que cobran un sueldo público de todos los españoles, entre ellos Pablo Iglesias, y que tenían la obligación de guardar y hacer guardar la Constitución para poder asumir sus cargos, se pasen nuestra legalidad constitucional por la entrepierna, dando a entender que “lo democrático” es hacer lo que a ellos les sale de las narices, aunque la ley diga lo contrario.

Hay una cosa, eso sí, que no es excepcional: ver a Podemos apoyando a quienes se saltan la ley.Lo hicieron con el delincuente Andrés Bódalo, calificando de “derecho a la protesta” sus puñetazos a un edil socialista. Lo hizo Pablo Iglesias al apoyar a un rapero que amenazó de muerte a diversas personas, ensalzó a ETA y humilló a varias víctimas de esa banda terrorosta. Lo hizo Podemos al presentar al etarra Otegi como un preso político, mientras se dedicaba a llamar terrorista y golpista a un auténtico preso político como es el venezolano Leopoldo López. Y lo está haciendo ahora al apoyar el golpismo separatista, intentando evitar que se apliquen las leyes y las sentencias judicialesen Cataluña.

Que el partido de Pablo Iglesias apoye la desobediencia a la legalidad constitucional en esa comunidad es algo que cabía esperar. Y es que Podemos tiene como objetivo inmediato desestabilizar nuestra democracia como sea, siguiendo los dictados de regímenes tan poco democráticos como el iraní, y con el objetivo último de convertir a España en algo parecido a Venezuela, un país situado en un estado de excepción permanente, sin seguridad jurídica, con las libertades violadas a diario desde el poder y con una situación social y económica cada vez más dramática. A pesar de ello, para Podemos lo criticable no es lo que pasa en Venezuela, porque allí mandan sus colegas. Podemos, que se ha negado a condenar repetidas veces la represión chavista en Venezuela, no tiene legitimidad alguna para dar lecciones de democracia en España. Para dar lecciones de democracia hay que empezar por ser demócratas, y ni Pablo Iglesias ni sus compañeros de filas lo son. Son unos totalitarios que ponen los intereses de su partido por encima de España, del Bien común y de la legalidad, igual que lo hicieron nacional-socialistas y comunistas en la República de Weimar con los desastrosos resultados que ya conocemos. Recordemos la historia si no queremos repetirla.

http://www.outono.net/elentir/2017/09/14/pues-claro-que-en-espana-existe-un-estado-de-excepcion-y-podemos-apoya-a-sus-causantes/

1 comentario: