POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Murió el hombre que “salvó al mundo” de un posible Armagedón


Explosión nuclear. (Foto de BBC)

¿Sabías que una guerra atómica estuvo a punto de empezar y fue evitada por un solo hombre?

Stanislav Petrov, el oficial soviético que realizó esta excepcional proeza falleció cerca de Moscú a los 77 años, informó su hijo el martes.


En la noche del 26 de septiembre de 1983 este héroe estaba sentado frente a su computadora cerca de Moscú en la antigua Unión Soviética. Miraba atónito las señales de varios misiles atómicos lanzados desde Estados Unidos.

No había equivocación. En esa época las dos potencias eran enemigas y estaban a la espera de atacarse una a la otra. El momento había llegado.

Stanislav Petrov, era el oficial encargado de informar a la dirección del país sobre tan terrible suceso, pero no lo hizo. ¿Por qué?


Stanislav Petrov. (Foto de actualidad.rt.com)

Era un ataque real

Desde el bunker “Serpukhov 15”, cerca de Moscú, Petrov recibió la señal de confirmación del ataque.

“La primera reacción fue de shock”, dijo Petrov años después a History Channel, “algo para lo que debíamos estar preparados, había ocurrido”.

La probabilidad que indicaba la señal era la de nivel máximo. La computadora soviética de alerta temprana tenía que pasar 30 niveles de seguridad antes de confirmar un lanzamiento de misil. Por lo tanto lo que Petrov estaba viendo en su computadora era cierto.

El equipo de Petrov corrió para verificar la información. Tenían solo 28 minutos antes de que el primer misil impactara en el territorio soviético.



Todo los datos coincidían, era un ataque real, lo que habían estado esperando, era real.

Debía informar ya, y responder al ataque, excepto por una sola cosa debía avisar ya, pero no había confirmación visual del ataque. Todo eran señales de computadora, sin embargo, las instrucciones no permitían dudar luego de pasar por los 30 niveles de chequeos de seguridad que confirmaban el ataque.


En ese momento crítico Petrov tomo una decisión solitaria. Esperar, antes de informar a sus superiores.

Una vez que el decidiera que era un misil, no había opción, sus superiores iniciarían un ataque en respuesta.

Durante esos escasos minutos Petrov no encontró ninguna falla en el sistema. El peligro aumentó porque luego del misil vino otra señal de misil y luego otra, hasta ser 5 los misiles en el aire dirigiéndose hacia el país.


Misiles soviéticos durante un desfile por las calles de Moscú. (Foto de Vassily Yegorov / Central Press / Getty Images)

Según el protocolo aún quedaba tiempo para responder al ataque si Petrov informaba de inmediato.


Pero Petrov tomo la decisión quizás más importante de la historia. Él concluyó que era una falsa alarma y no informó.

Luego se supo que el sistema de alarma había interpretado erróneamente la reflexión de los rayos de sol en las nubes como la energía de los misiles al despegar, todo había sido un error.

El incidente se mantuvo en secreto durante años. Los mandos superiores sancionaron Petrov porque quedaron avergonzados de su propio error.

De haber respondido a la señal de ataque Petrov hubiera desencadenado un conflicto nuclear mundial donde hubiera perecido quizás la vida del planeta.

Petrov salvó al mundo con su sabiduría, su cautela, su instinto, y su valor.

Fue un feliz desenlace de la prevalencia de la naturaleza y el raciocinio humanos frente a la inteligencia de las máquinas.

No hay comentarios: