POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Miles de hormigas rojas se encuentran flotando en las inundaciones de Houston


Simplemente se transforman en islotes y flotan hacia un nuevo territorio



Islote flotante de hormigas rojas. (TheCoz [CC BY-SA 4.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons)

Si los hogares inundados y los caimanes ambulantes no eran suficientes para preocuparse para los residentes de Houston, islotes de colonias de hormigas rojas han sido vistas flotando por las calles inundadas de Houston.

A pesar de vivir la mayor parte de sus vidas en el suelo, las hormigas rojas se adaptan sorprendentemente bien a las inundaciones, al haber evolucionado en los humedales del Pantanal de Brasil, un ambiente que experimenta inundaciones periódicas.
Una colonia entera de hormigas rojas puede subir e irse en aproximamente 100 segundos. Las colonias, que pueden contarse entre miles y millones de hormigas individuales, son capaces de formar islotes flotantes uniendo entre sí sus extremidades. Esto es posible debido a las almohadillas pegajosas al final de sus extremidades.

Una vez que las hormigas están unidas, se forman como una alfombra impermeable al agua. Según un estudio de 2011, la textura áspera del esqueleto externo duro de una hormiga ayuda a atrapar burbujas de aire junto al cuerpo de la hormiga cuando se encuentra con el agua. De esta manera, toda la colonia puede flotar en la superficie del agua.


Los miembros más importantes de la colonia -la reina, las larvas y los huevos- están protegidos al quedarse en medio de la isla flotante.

“Ellos juntos usan la cera en sus cuerpos para mantener a la reina y otros miembros de la colonia secos en el centro del islote para que no se ahoguen”, dijo a Wired, Mike Merchant, especialista en entomología en el Texas A & M AgriLife Servicio de Extensión.

Merchant explicó que las hormigas obreras sumergidas siempre están alternándose con hormigas que están por encima de la línea de flotación. De esta manera, el islote flotante de las hormigas puede sobrevivir durante meses en su formación de balsa mutante.

Utilizando esta táctica de supervivencia, la colonia es capaz de sobrevivir a las inundaciones. Pero una vez que las hormigas golpean algo seco, cualquier cosa, intentarán abordarlo, a menudo trabajando para formar una estructura parecida a una torre que proporciona cierta protección contra la lluvia antes de que establezcan un nuevo montículo.


Los residentes que se encuentran con estas islotes de hormigas flotantes son instados a no hacer contacto. Una vez que las hormigas han hecho contacto, son casi imposibles de eliminar, según Texas A & M Agrilife Extension.

“Si te encuentras en un bote de remos, no toque las hormigas con los remos, ya que pueden” subir a bordo “a través de los remos”, indican las normas estatales.

Si eres invadido por una colonia de hormigas rojas, rápidamente encuentra un poco de líquido lavavajillas. Esto puede ser el único elemento que puede ayudar a quitarse las hormigas. Pulverizar un islote de hormigas flotante con detergente, preferiblemente del tipo biodegradable, puede ahogar a las hormigas.


Texas A & M Agrilife Extension aconseja: “Vestirse apropiadamente cuando se encuentra en una inundación. Guantes, ropa de lluvia y botas de goma ayudan a evitar que las hormigas lleguen a la piel. Si lo hacen, morderán y picarán. Quítelas inmediatamente frotándolas. Si se sumerge, las hormigas se aferran a la piel e incluso un chorro de agua de alta presión no puede desalojarlos. ”

Las hormigas rojas pueden dejar una dolorosa picadura. Una hormiga puede morder varias veces, y el veneno en la picadura puede dejar dolorosas pústulas blancas en la víctima.

Aunque el veneno de la hormiga roja no es mortal, algunas personas pueden experimentar una reacción alérgica. No es infrecuente que las víctimas que tienen muchas mordeduras experimenten un shock anafiláctico.

“Las náuseas, falta de aliento o inusual hinchazón de la zona de picadura son síntomas que deben solicitar atención médica inmediata”, recomienda Texas A & M Agrilife Extension.


Los medicamentos sin receta para picaduras de insectos pueden ayudar a tratar el malestar de las ocasionadas por hormigas. Otras opciones que puede tener en su casa para el tratamiento de las zonas afectadas incluyen amoníaco diluido, alcanfor, ablandador de carne (papaína), o aceite de árbol de té.

Por lo tanto, se aconseja a los residentes de tener cuidado durante la limpieza de las inundaciones y de buscar colonias de hormigas rojas que podrían haberse instalado en nuevas áreas, como montones de escombros o en casas inundadas.



Durante las inundaciones, las hormigas rojas pueden expandir su territorio mientras las colonias flotan en una alfombra a las zonas previamente no colonizadas por los insectos.

Las hormigas rojas fueron transportadas involuntariamente en todo el mundo durante el siglo XVI en el contrapeso utilizado para estabilizar los barcos españolas, según la revista Live Science. Como una especie resiliente, agresiva y de reproducción rápida, las hormigas rojas se encuentran ahora en la mayoría de los climas tropicales en todo el mundo. Llegaron a Estados Unidos en la década de 1930, y Texas en la década de 1950.

Dondequiera que aparezcan, las hormigas rojas son nocivas por causar la destrucción de los cultivos y por el impacto en la distribución de las especies nativas. “Controlarlos cuesta millones de dólares al año”, dice Sara Helms Cahan, una bióloga de la Universidad de Vermont.

No hay comentarios: