POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

La gran caída de Pablo Iglesias está a punto de producirse, por @jsobrevive


@jsobrevive.- Los símiles que mejor funcionan en España con casi cualquier circunstancia son los símiles futbolísticos. Casi todo el mundo entiende de fútbol y es muy socorrido el explicar algo acompañado de ese símil, yo hoy voy a tratar de hacer lo mismo. Cuando un equipo de fútbol tiene una buena racha, por muy buena o mala que sea su plantilla, es cuando más peligro tiene de sufrir una derrota. Les sale todo bien, su afición les jalea en todo momento, sea cual sea su la jugada realizada y los jugadores empiezan a tener una gran confianza en sí mismos; eso no está nada mal, pero esa confianza debe ser, como todo en la vida, con medida porque puede llegar el exceso de confianza y la caída en barrena.
Eso mismo está sucediendo con Pablo Iglesias y Podemos, no es que tengan exceso de confianza, es que, como se dice habitualmente, van de "sobrados". Sus resultados electorales desde el primer día han sido realmente buenos. Han hecho y dicho lo que les ha dado la gana sin que nadie les haya rechistado, mucho menos sus fieles seguidores. Han llegado a un punto en que se creen que pueden hacer lo que quieran porque, además, tiene alienados que les camuflan, defienden y justifican todo.

En las últimas elecciones catalanas, algunos medios se referían a Podemos como un partido "estatal", es decir como contrarios a la independencia catalana, algo que a muchos nos sorprendió porque no lo creímos. Hoy ya tenemos claro que no es así, se han destapado como lo que son, unos anti todo lo que tenga que ver con España y su unidad y más falsos que Judas, lo que han sido siempre. Van de sobrados y están en ese punto en el que creen que van a ganar todos los partidos sin que nadie les pida explicación alguna, pero sucede algo, con el asunto del separatismo catalán se han pasado definitivamente de frenada y muchos podemitas ya se están empezando a bajar del carro porque empiezan a no entender nada.

¿Qué pretende Pablo Iglesias con esta nueva salida de pata de banco? ¿Cómo pretende gobernar un país al que, para empezar, quiere destruir? Mira que hay tontos en España, pero muchos líderes políticos confunden el porcentaje. Habiendo muchos, creen que hay muchos más de los que hay. Esto le pasa a Pablo Iglesias que va ya pasado de rosca, pensando que puede hacer lo que le de la gana. Pero no se da cuenta que esto ya empieza a no ser así, que quizás haya llegado a su punto más alto, como cuando tiras una piedra al cielo y sube, sube, hasta que llegado un punto empieza a caer con más velocidad que con la que subió.
Iglesias está en ese punto, en el de la parábola de caída. Y ese es el punto más peligroso, porque en su eterna soberbia y su ilimitado narcisismo, no se da cuenta que ya muchos le tienen calado. Empieza la caída y muchos nos quedaremos a verla tranquilamente porque puede ser de las que hagan época. Al principio no se dará cuenta y seguirá con esa fanfarronería estúpida que le caracteriza. Pero en cuanto toque suelo se le van a solucionar todos sus problemas dentales, ya no va a necesitar ponerse ningún aparato de ortodoncia para corregir su desagradable sonrisa, porque no le va a quedar ni un diente sano. Quizás lo pueda solucionar con una dentadura postiza, pero les aseguro que ya no va a ser lo mismo para sus fieles.

1 comentario:

  1. Pero esa caída, que sea morrocotuda, por favor y que, en ningún momento pierda la consciencia y que no le haga ningún efecto la anestesia.

    ResponderEliminar