POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

La CUP contra la Iglesia católica como primer objetivo en una supuesta república catalana



La CUP pone en el punto de mira a la Iglesia católica como primer objetivo una vez se declarase la República Catalana.


En Tarragona la formación anti-capitalista dio el pistoletazo de salida a su inicio de campaña a favor del sí por el referéndum de Cataluña. Representantes del partido de la extrema izquierda se presentaron delante de la Catedral de Tarragona con el fin de presentar su proyecto para el nuevo país.

En esta nueva República Catalana se obligaría a pagar a la Iglesia el Impuesto de Bienes e Inmuebles ( IBI) de todas aquellas propiedades que le pertenecen. La Iglesia está exenta de pagar el IBI en sus lugares de culto pero no son los únicos, el resto de religiones, las fundaciones, los edificios gubernamentales, las sedes de los partidos políticos incluidas las sedes de la CUP entre otros edificios, entonces, ¿por qué esta mención especial sólo a los edificios de la Iglesia católica?.
Arran, las juventudes de la CUP, atacan a la Iglesia Católica de manera continuada.

Asimismo, la CUP también eliminaría en una Cataluña independiente las subvenciones públicas a todos aquellos centros educativos religiosos. Sin embargo, obviaron en sus declaraciones que el Estado se ahorra por cada uno de los alumnos que van a escuelas concertadas más de la mitad de lo que pagaría por uno en la pública, unos alumnos que en caso de ser absorbidos por la pública el sistema de educación público actual sería inviable.

La CUP está formada por personas que comparten una ideología de extrema izquierda defensores a ultranza de la independencia. Muchos de estos individuos están vinculados a “casals y ateneos” de barrio, los cuales reciben sustanciosas ayudas económicas por parte de los diferentes ayuntamientos cuya finalidad sería una labor social para el barrio . La realidad es que algunas de estas ayudas de más de cuatro cifras se justifican en sueldos distribuidos entre diferentes miembros, hecho que también obviaron mencionar en su discurso en contra de las ayudas públicas.
Fuente: http://www.eltitular.es/cup-contra-la-iglesia-catolica/

1 comentario:

  1. Estamos alimentando a la bestia y cuando crezca no acordaremos de lo que hicimos.

    ResponderEliminar