POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Jaque a los secesionistas, por Monti

Monti.- Parece ser que al Sr. Puigdemont casi se le cayeron las gafas, por no decir los palos del sombrajo, además de tener que disimular, el pobre, el enorme nerviosismo que se le notó cuando la alcaldesa de l’Hospitalet coincidió a pie de calle en la tradicional ofrenda a Rafael Casanova y le comentó, a forma de saludo aparentemente distendido, delante de las cámaras: “a ver si deja tranquilos a los alcaldes”. Solo le faltó darle un pellizco en la cara como a los niños. .. A ver si dejas tranquilos a los catalanes hubiese sido incluso más acertado porque el hastío y empacho que se nota en la calle por parte en una gran mayoría de la sociedad catalana con el rollo de la independencia resulta de proporciones ciclópeas. Claro, alguien con la altura intelectual de Puigdemont se quedó a cuadros sin tener la agilidad de saber qué contestarle a la alcaldesa, porque esa no se la esperaban; y su única reacción fue tocarse las gafas con un gesto nervioso y salir del paso con una sonrisa disimulando por haber sido cogido en bragas, con perdón. Nuria Marín sintetizó en cuatro palabras lo que muchos periodistas han necesitado ríos de tinta. Lo bueno, si breve, dos veces bueno, A ver si nos dejáis tranquilos a todos.


El desafío independentista del 1 de Octubre ya solo dispone de una salida, que es la de la huida hacia adelante. Y esa escapada a la desesperada solo puede tener dos horizontes: el primero montar un circo hasta esa fecha incluida con toda la histriónica parafernalia de banderitas acompañada de victimismo, machaqueo mediático y largas colas para votar porque solo podrán montar algo de cara a la galería, a ver si les suena la flauta y tienen la suerte de internacionalizar el conflicto. A estas alturas de la película se han dado cuenta de que no tienen el pescado vendido y lo que es peor, tampoco se lo compran en ninguna parte.



Sin mercado exterior para venderles la consulta su única salida será buscar la foto que intercionalice el conflicto, y esa es su verdadera intención en estos momentos. Qué más quisieran los secesionistas que a un joven ataviado en el típico traje regional con barretina parando, en plena Diagonal, un tanque de las tropas “invasoras”, como ocurrió en 1989 en la plaza de Tienanmen; o una nueva foto del gobierno de la Generalidad detrás de los barrotes de una cárcel mientras el “pueblo incendia la calle apoyando a sus presos políticos en busca de la libertad de un pueblo.




La segunda opción que tienen, y no menos importante, es la de incendiar la calle con gran afluencia de alborotos y actos de violencia por parte de esos elementos “descontrolados”, que en realidad están totalmente controlados por el poder secesionista, mientras la masa jalea a los sediciosos mostrándose como un pueblo oprimido y de pacíficos ciudadanos.


Sin embargo, ni este planteamiento gusta a la burguesía catalana, ni mucho menos a Jordi Pujol; quien ha visto su legado dilapidado por dos líderes de escaso nivel intelectual. Debe andar muy arrepentido el Sr. Pujol por haber escogido a Mas como hereu, y así lo ha expresado según la prensa. En el pecado le va la penitencia.


Pero el caso es que al no seguir el paso que marcaba el juego nacionalista y aplicando la máxima de Tsun Tuzu de no interrumpir al enemigo cundo está cometiendo un error, el gobierno ha acabado por ponerles el dedo en el ojo a todos; porque en vez de enviar tanques y a la legión les ha metido la mano en el bolsillo a los organizadores de la fiesta. Y ellos, que están acostumbrados a pagar sus juergas con nuestro dinero, ahora resulta que las tendrán que sufragar de su bolsillo. Ya no hay tiempo de pasar sus bienes a un hombre de paja, a una institución o a sus cónyuges y amigos de confianza por aquello de no sumar delitos con el alzamiento de bienes. La verdad es que el gobierno de Rajoy les han cogido a todos con el pie cambiado. Hay que reconocerle a Rajoy y a su gobierno una inteligencia muy por encima de la de los sedicionistas. Jaque al separatismo, de momento. Y como al perro flaco todo se le vuelven pulgas, parece ser que alguien muy cercano a Puigdemont le está poniendo los cuernos con Soraya, aunque se dice el pecado y no el pecador y todos sabemos que eso son habladurías de corrillos de periodistas. En fin, para los próximos días el circo está servido, pero la jugada de Rajoy no dejará de ser un parche hasta una reforma de la constitución que elimine ciertas competencias a las CC AA como educación, las TV autonómicas, y sanidad; porque pedir una constitución que solo reflejase las normas de separación de poderes y representación del pueblo, y no de los políticos, ya sería pedirles peras al olmo.

1 comentario: