POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

A por ellos... ¡Oe!, por @jmfrancas



@jmfrancas.- Pretender que el comportamiento de los asistentes a unas eliminatorias futbolísticas sea como el de los espectadores del concierto de año nuevo de Viena, es del todo una quimera. Probablemente las emociones que ambos espectáculos despiertan no son las mismas y por tanto la respuesta comportamental de los asistentes, tampoco lo será. Eso no quita para que la educación, en su sentido más amplio, reconduzca la respuesta a estos estímulos y reprima la violencia, verbal o no, en las competiciones deportivas y desinhibida la frialdad, con algún ruido esporádico, en galas tan protocolarias como son los conciertos. Dicho de otra manera las manifestaciones de apoyo o de rechazo deben contextualizarse.



Todos hemos visto y oído estos días la salida de guardias civiles dirigiéndose a Catalunya entre vítores y aplausos de sus familiares y amigos. Ante el escándalo de algunos, Ministerio incluido, se han oído exclamaciones que se pusieron de moda y fueron muy aplaudidas cuando la selección española de fútbol conquistó eurocopas y mundial: a por ellos, oé. Nadie interpretó entonces que esto fuera un llamamiento a la violencia, ni a la guerra, ni nada de eso. Por mi manera de ser, ni son los vítores que me gustan, ni son los que yo usaría, pero a mi me recuerdan al fútbol y no a la guerra de Cuba. Aún menos diría yo la becerrada, más que grave sin duda, que ha espetado el Conseller de Interior de la Generalitat acusando a Policía y Guardia Civil de ir a Catalunya a desestabilizar la calle incitando a manifestaciones no pacíficas. Omitiré también el análisis de quienes realmente han sido estos ‘ellos’, sin el atenuante del ‘oé’, para los separatistas durante años en Catalunya…

No entiendo nada. Si algunos en Huelva gritan a la Guardia Civil ‘a por ellos, oé’, ¿no será por el trato de los independentistas a las fuerzas de seguridad estos días en Catalunya que ha sido de lo más repugnante? ¿Alguien me lo explica?

No hay comentarios: