POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

BASTA, abramos los ojos. Por, @luisbarros_o



Luís Barros.- Lo primero, mi más sentido pésame y todo mi apoyo a las familias de los asesinados y heridos a manos de, una vez más, la brutalidad islámica.

La forma para acabar con esta lacra no son las estupideces de los ramos de flores, la colocación masiva de velas, o dejar peluches para los niños salvajemente asesinados. Tampoco las manifestaciones sin sentido pidiendo La Paz a no se sabe muy bien quien. El sistema es cómplice gracias al buenismo que se ha impuesto en Europa, es hora de empezar con la repatriación de inmigrantes ilegales y empezar a investigar a fondo las mezquitas y cualquier tipo de centro de reunión musulmana para su posterior cierre inmediato. Proceder a la localización, identificación, detención y expulsión de todos aquellos sospechosos de pertenecer a Estado islámico o cualquier otra célula terrorista, detener e investigar a todo el que haya tenido contacto con algún grupo terrorista y su expulsión inmediata del país. Prohibir la libre circulación de todo aquél que provenga de países afines a los terroristas. Y endurecimiento total y contundente de las penas en caso de terrorismo.



No se puede seguir permitiendo el flujo constante de inmigrantes musulmanes, y mucho menos, sin ningún tipo de control como se está haciendo ahora mismo, muchas veces ayudados por las ONG facilitando el fluido permanente de personas. Es inaceptable y peligroso seguir absorbiendo tal cantidad de gente musulmana, personas que una y otra vez demuestran su incompatibilidad con los occidentales, con nuestra cultura. Recordemos que el islam no solo es religión, es ley. Una ley que desprecia a todo aquél que no la sigue, de ahí lo de llamarnos infieles, enemigos, y como tal no merecemos vivir. Que nadie se lleve a engaños, el islam no es, ni quiere ser compatible con otras culturas o religiones. Para el islam su único objetivo es imponerse cueste lo que cueste, y si para ello tiene que matar de forma indiscriminada, lo hará, como de hecho ya lo estamos sufriendo. La prueba es, a parte de los atentados, que sus seguidores o creyentes están dispuestos a morir por dicha causa.

Si Occidente, Europa, no despierta y se enfrenta al peligro inminente, nos veremos sometidos irremediablemente a su brutalidad.

No hay comentarios: