POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

AL DÍA SIGUIENTE

Resultado de imagen de imagen de los terroristas ramblas barcelona


Asun Blanco de la Lama.- Al día siguiente de los atentados de Barcelona y Cambrils todos estamos conmocionados, todos buscamos las mil causas que han motivado a los asesinos. Me acuerdo de Rafael Alberti cuando decía: “Hace falta tener cal viva, arena hirviendo en los ojos”. Y yo añado: para no ver la maldad en los actos de unos terroristas desalmados.

Muchos dicen que los actos de estos terroristas son fruto del adoctrinamiento; otros que son el resultado de la segregación, de la marginación; algunos piensan que son obra de unos perturbados mentales. Yo pienso que son producto de su maldad, sin más paliativos.

Que les han adoctrinado. No niego que el adoctrinamiento sea un factor que haya influido, pero yo digo: se han dejado adoctrinar. También podrían haberse dejado adoctrinar por la belleza, la bondad, la verdad, la justicia, el amor. Y no. Se han dejado adoctrinar por las fuerzas oscuras del mal. En mi época de juventud, también se adoctrinaba. Entonces en el marxismo. Y yo decidí libremente no ser marxista. Fue un acto de mi voluntad libérrima. No me adoctrinó nadie. A cierta edad ya se tiene espíritu crítico, la conciencia formada, capacidad de discernimiento entre el bien y el mal. Y capacidad para elegir. El misterio de la libertad. Los terroristas eligieron el mal, libremente. Fue un acto de su voluntad.

Que se han dejado embaucar por un iman, por una persona. Que tenían fe en ella. La fe en una persona, en una idea, en Dios, es un acto libre, una respuesta libérrima de nuestra voluntad.

También se dice que estos actos son fruto de la segregación que sufren estas personas en sus respectivas comunidades. Que si el buylling, que si los llaman moros. ¿A quién no le han insultado? ¿Quién no ha sido alguna vez segregado o marginado por motivos varios? Y no por eso, cogemos un fusil y vamos matando a diestro y siniestro.

Que si están locos. Diré en favor de los locos que hay muchos en el mundo y no matan. No queda ninguna duda, estos asesinatos no han venido como consecuencia del adoctrinamiento, de la locura, de la fe, de la segregación, sino que son un acto de la libertad que no exime de responsabilidad a los asesinos. Es la maldad. El misterium iniquitatis. El misterio del mal.

En los atentados terroristas se unen estos dos misterios: el del mal y el de la libertad. Nunca los entenderemos, pero no por eso podemos negar una evidencia: la presencia del mal, del odio que anida en esas personas. La única y real causa de esta masacre.




Asun Blanco de la Lama @mblancode

No hay comentarios: