This page has found a new home

Un periodista de izquierdas queda como un ignorante en su afán por atacar a la Iglesia