This page has found a new home

Un párroco de Mallorca pide leche para los necesitados y una señora le da un piso en una zona cara