POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Rajoy, testigo de Gürtel y primer presidente que declara en un juicio


  • Rajoy está citado a las 10:00 para declarar en la Audiencia Nacional
  • Lo hace a petición de la Asociación de Abogados Demócratas de Europa
  • Tendrá que responder a preguntas sobre adjucaciones a empresas de Correa
  • Rajoy basará su defensa en que con él, Correa deja de trabajar
  • Los 'papeles de Bárcenas', investigados en otra causa, sobrevuelan este juicio
Por primera vez en la actual democracia, un presidente de Gobierno español en ejercicio declara como testigo en un juicio. Mariano Rajoy está citado este miércoles a las 10:00 en la Audiencia Nacional para declarar en el juicio del caso Gürtel (la primera etapa de la trama) y lo hace a petición de una acusación popular, la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade).

Rajoy tendrá que responder así- y decir la verdad como testigo- a las preguntas sobre las adjudicaciones irregulares a empresas de la trama Gürtel, principalmente la contratación de servicios de organización de eventos y adjudicaciones públicas a las empresas de Francisco Correa, el cabecilla de la trama, durante los años 1990 y 2003.
En esa época Rajoy era vicesecretario general del PP y director de las campañas electorales de José María Aznar de los años 1996 y 2000. En el ámbito institucional, Rajoy ocupó durante esos años los cargos de ministro de Educación, de Administraciones Públicas, de la Presidencia, vicepresidente del Gobierno y portavoz del Ejecutivo.
El presidente declarará tras haberlo hecho ya, también como testigos, cuatro ministros de la época de Aznar -Javier Arenas, Rodrigo Rato, Ángel Acebes y Jaime Mayor Oreja-, quienes negaron el pasado 20 de junio ante el tribunal haber recibido los sobresueldos de los conocidos como papeles de Bárcenas y haber mediado para beneficiar a empresas relacionadas con la trama.
Bárcenas y Correa, sentados en el banquillo del juicio de Gürtel.Bárcenas y Correa, sentados en el banquillo del juicio de Gürtel

Los papeles de Bárcenas sobrevuelan el caso Gürtel

El nombre del extesorero del PP Luis Bárcenas saldrá en la jornada de este miércoles ya que, aunque el juicio se centra sobre la actividad de la trama Gürtel durante los años citados y no sobre los papeles de la presunta contabilidad B del PP, que se llevan en otra pieza separada, a lo largo del juicio tanto la fiscal como las acusaciones han preguntado a los acusados y testigos por esos documentos, ante la protesta de los abogados defensores. Por ello, es probable que a Rajoy también le pregunten por esa contabilidad paralela del partido.
No sólo se hablará de Bárcenas, el extesorero estará en la sala, a la que no asistirá Francisco Correa.
Hace ahora cuatro años- el 1 de agosto de 2013- Rajoy se enfrentó a una comisión de investigación parlamentaria sobre la presunta financiación ilegal del PP, que negó de forma taxativa. Sí reconoció haberse "equivocado" al confiar en el extesorero, pero entonces dejó claro: "No voy a dimitir, no me voy a declarar culpable".
Intervención completa de Mariano Rajoy ante el pleno del Congreso sobre el caso Bárcenas
Será la primera vez que un mandatario español declare como testigo ya que aunque el expresidente Felipe González declaró por el caso GAL en el Tribunal Supremo en 1998 y Adolfo Suárez compareció de forma voluntaria en el caso Banesto en 1995, ambos lo hicieron cuando ya habían abandonado La Moncloa.

Rajoy evitará la fotografía con los acusados tras él

El tribunal acordó, con dos votos a favor y uno en contra, la declaración del líder del PP en la sede del tribunal de la localidad de San Fernando de Henares (Madrid) y de forma presencial. La petición de la asociación de abogados Adade para que Rajoy diese explicaciones fue rechazada hasta tres veces antes de prosperar.
Los magistrados de Gürtel creen que esta declaración se enmarca en la "normalidad democrática" y entienden que su presencia física asegura la "inmediación y la contradicción", según informa Efe.
Moncloa ha establecido un importante dispositivo de seguridad en la sede judicial, donde la plataforma 'Rodea el Congreso' ha convocado una concentración para pedir la "ilegalización" del PP por ser "el partido de la mafia". Por la tarde, se repetirá la protesta en la sede del PP, en la calle Génova.
El presidente solicitó que la declaración fuese por videoconferencia por motivos de seguridad pero la petición fue rechazada. No obstante, el tribunal sí ha accedido, con el fin de "preservar su imagen institucional", a que la declaración sea desde "los estrados", esto es, al mismo nivel que los magistrados, evitando así tener a los acusados a sus espaldas y esquivando la fotografía con Bárcenas y otros acusados sentados tras él.
En su citación, el tribunal dice que la comparecencia no será como presidente del Gobierno sino como ciudadano español.

El PP cree que "poco o nada" puede aportar Rajoy al juicio

Rajoy contestará a todas las preguntas que le formulen en el juicio y colaborará "como testigo" con la "mejor disposición" ya que esa es su "obligación como ciudadano", tal y como dijo este mismo lunes la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.
Unos días después de su citación, el propio Rajoy aseguró que irá "encantado" a testificar porque es "un acto de pura normalidad", aunque el PP mostró su total malestar por la decisión judicial.
Nada más ser citado, los 'populares' expresaron en un comunicado su contundente rechazo a que Rajoy declarase hablando incluso de "abuso de derecho" y de "clara intencionalidad política". Según se ha ido acercando la fecha tanto el PP como La Moncloa han ido moderando sus declaraciones ya que se llegó a hablar de "peligro de escrache" y de "juicio popular medieval".
Desde el Gobierno y desde La Moncloa se sigue la consigna de que "poco a nada" puede aportar a esta causa el presidente, tal y como ha señalado el vicesecretario general 'popular', Fernando Martínez Maíllo, que considera "innecesaria" una declaración solicitada por una asociación"socialista", apostilla. Insisten en que Rajoy "no tenía responsabilidad en materia electoral dentro del partido" y que lo que se enjuician son las campañas en Majadahonda y Pozuelo de Alarcón, en Madrid.

Una de las estrategias de Rajoy: Correa deja de trabajar con él

El número tres del PP ha dicho que el presidente está "tranquilo" y ha desvelado, en parte, la estrategia que seguirá Rajoy, destacando que en 2004, a su llegada al poder en Génova, el partido "dejó de trabajar" con las empresas de Francisco Correa, algo que ya apuntó el propio cabecilla de la Gürtel en su declaración.
También basará su declaración en que el presidente del partido no tiene conocimiento de la financiación o tesorería del mismo.
Por el contrario, el tribunal destaca la "importancia de su declaración" en el juicio en cuanto a los conocimientos que pueda tener y datos que pueda aportar a la relación del PP con la trama Gürtel. Y añade que la principal razón para llamarle a declarar fue la falta de colaboración por parte de la representación del PP en el juicio, en el que se negó a declarar en su condición de responsable civil.
El PP pidió la nulidad del caso Gürtel o, en su defecto, ser apartado del juicio, en el que está encausado en calidad de responsable civil como partícipe a título lucrativo, ante la que considera "plena indefensión" creada por la falta de "concreción" de los hechos por los que se le acusa de lucrarse de los beneficios de la trama en Pozuelo y Majadahonda.

¿Cómo se desarrollará el interrogatorio?

Rajoy será interrogado primero por el letrado de la asociación que pidió su citación y luego por representantes de la Fiscalía, que estarán acompañadas por el recién nombrado fiscal jefe Anticorrupción, Alejandro Luzón, que acudirá por "cortesía institucional".
Luego podrán preguntarle las acusaciones que deseen hacerlo de las cinco que están personadas, además de Fiscalía y Adade: Abogacía del Estado, Comunidad de Madrid, Ayuntamiento de Madrid, PSOE de Valencia y los socialistas de Boadilla del Monte (Madrid).
Finalmente será el turno de preguntas, si así lo consideran, de los abogados defensores y el presidente del tribunal, Ángel Hurtado, podrá preguntar cuando lo considere conveniente.
Tanto el Ministerio Público como la Abogacía del Estado se han opuesto siempre a que el presidente del Gobierno compareciese como testigo en este juicio.
La expectación es máxima ante esta declaración y más de 300 periodistas están acreditados para seguir la declaración del jefe del Ejecutivo.

vía rtve

No hay comentarios: