Paga un seguro de vida para que amarguen la vida a tus familiares cuando mueras, por @jsobrevive


@jsobrevive.- Pasar por el trance de la pérdida de un familiar cercano es un dolor terrible que la asquerosa burocracia de este supuesto estado de bienestar hace más largo si cabe. La persecución del estado es tan implacable que continua incluso cuando el contribuyente, porque eso es lo que somos para ellos, fallece. La familia directa tiene que transitar por un infierno que los implacables recaudadores convierten en mucho más duro cada día que pasa y sin consideración alguna hacia ellos.


Pero por si eso fuera poco también aparecen las compañías aseguradoras, tan simpáticas y falsas ellas cuando firmas el seguro y tan asquerosamente inmundas cuando ese seguro tiene que ser abonado a los herederos del fallecido. Se convierte todo en tan absurdo, ridículo, surrealista, inmoral y carente de la más mínima humanidad que exigen la documentación más peregrina con tal de no pagar cuando deben, que es cuando el titular fallece, que no es más que el motivo por el que se suscribe una póliza de ese tipo.

Y todo eso con un único fin, intentar acabar con la paciencia de las familias y que estas renuncien a la liquidación económica a la que tienen derecho. ¿Para qué se solicitan historiales médicos del suscriptor del seguro cuando se firma si una vez fallecido se vuelve a hacer lo mismo?

Se critica mucho a los bancos, pero lo de las compañías aseguradoras es para darles de comer aparte. Juegan con los sentimientos de la persona tanto para captar clientes como cuando estos, para su desgracia, tienen que hacer uso de la póliza contratada y más en casos tan graves como el fallecimiento. La publicidad es siempre engañosa, pero en el caso de las compañías aseguradores mucho más. Hacerte la vida imposible en vida ya está mal, pero que te la intenten hacer imposible después de muerto es ya el colmo.
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario