POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Los hombres pedimos igualdad, por @jsobrevive

Fotografía Pinterest
@jsobrevive.- Se avecinan nuevas medidas en lo que se ha venido a llamar "pacto contra la violencia de género", que no doméstica, que es lo que en realidad es. Sí, ese tipo de violencia en la que las víctimas nunca son hombres, niños, o ancianos y en la que no existe el hombre asesinado a manos de su mujer, o en la que un asesinato de unos niños a cargo de su madre es un "suicidio asistido", como mucho.

Ese tipo de violencia en la que siempre hay una víctima sin presunción de culpabilidad y siempre hay un culpable, sin presunción de inocencia. Esa ley que de "violencia de género" de la que pagó sus funestas consecuencias incluso el propio ministro creador de la misma. Esa ley  por la que muchos padres de hijos varones rezamos para que no sufran sus injustas consecuencias y no den con una mujer que quiera arruinar sus vidas.

Y las polémicas medidas que llegan empeoran, aún más las que ya hay. Una mujer ya no tendrá que denunciar para ser considerada víctima y cobrar las ayudas sociales correspondientes y recibir acompañamiento. Pero es que aún hay más, la confesión del hombre ya podrá no ser considerado un atenuante para la reducción de su pena. Podrá ser suspendido el régimen de visitas al padre y que si este es encarcelado se le puede prohibir ser visitado por sus hijos..

Cualquier hombre de esos que se consideran a sí mismos "feministas" y "defensores de las mujeres", que hablan de rechazar el machismo y esas soplagaiteces con las que pretenden quedar de chachis, de los que defienden lo obvio como en tantas otras cosas, merecerían caer en esta cacería al hombre y más de manera injusta. No es justo que el hombre sea culpable de entrada. No es justo que el hombre siempre pague los platos rotos y mucho menos cuando encima vivimos en un país con una de las tasas de violencia doméstica contra las mujeres más bajas del mundo. Que nos informen de las nacionalidades de las mayorías de los casos que se producen, a ver cuántos españoles figuran en ella.

No, decir todo esto no es justificar la violencia, ni contra las mujeres ni contra nadie. Es pedir justicia, es pedir una verdadera igualdad ante la ley. Es desear acabar con esa violencia, la de quien sea contra quien sea y que el, o la, verdadera culpable pague sus culpas. Es pedir que se respeten los derechos humanos, es pedir que se respete la constitución que esos legisladores caza-votos han jurado o prometido cumplir y respetar y que se pasan por el forro de sus caprichos con tal de cazar un puñado de votos para seguir viviendo del cuento y de todos nosotros.

"Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".
Título I. De los derechos y deberes fundamentales
Capítulo segundo. Derechos y libertades
Artículo 14

No hay comentarios: