POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

La sociedad española está más muerta que cualquier asesinado por ETA, por @jsobrevive


@jsobrevive.- Parecen muchos veinte años, pero en realidad no son tantos. Es cierto que a lo largo de veinte años pueden pasar muchas cosas, que nos lo digan a cualquiera de nosotros, pero en el fondo no es tanto tiempo. Normalmente nadie cambia ni sus principios, ni sus gustos, ni sus aficiones, ni su forma de ser en veinte años, pero en el caso de esta sociedad en la que vivimos, la española, parece que sí.


Durante los días que transcurrieron entre el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco parecía como si todos nos hubiéramos puesto de acuerdo en algo. No existían las ideologías, no existían los equipos de fútbol y no existía diferencia alguna entre una inmensa mayoría de los españoles. Todos tuvimos la necesidad de echarnos a la calle y gritar basta ya con las palmas de nuestras manos teñidas de blanco. Nos enfrentábamos a los asesinos, les perseguimos, les acorralamos y a punto estuvimos de acabar con ellos.

Pero parece que a los poderosos, a los del tres por ciento, a los del RH vasco todo esto les puso muy nerviosos. Con esa movilización espontanea, con ese grito común, con ese todos a una, no solo los terroristas tuvieron miedo, también la clase política y social que los sustentaba y que veían peligrar sus cabezas y, sobre todo, sus privilegios. Y se pusieron en marcha, se reunieron, Lizarra y Tinell no solo fueron dos experimentos para intentar acabar con el Partido Popular, fue sobre todo un intento de acabar con esa unidad de todos los españoles que hacía peligrar mucho dinero, el que nos estaban saqueando a todos.


Lo demás ya lo conocemos todos, llegó Zapatero, nos vendió a ETA y lo camufló con una frase rimbombante: "Proceso de paz". Pero lo peor de todo llegó después, llegó Rajoy del que todos esperábamos mucho, pero al final se ha quedado en una política continuista de Zapatero. Ahora hay dos bandos claramente diferenciados, a unos nos llaman fachas y cuñados y los otros, los que se creen que están en contra del sistema, no se dan cuenta que lo único que hacen es hacerles el caldo, de seguir fomentando sus mamandurrias.

Porque eso es lo que al final intentan todos los partidos políticos de la cámara, separarnos. Separándonos nos podrán seguir saqueando con unos impuestos abusivos y con unas normas del miedo que lo único que pretenden es seguir quitándonos todo lo que tenemos, tanto lo material como lo moral. Mientras tanto la sociedad está muerta, unos pensando en el fútbol, otros en lo malos que son los demás, otros cacareando como papagayos lo que sus amados líderes con coleta les digan y, además, de uno forma literal. Y lo peor es la gran mayoría que se pasa todo el día mirándose el ombligo pensando que no hay nadie más solidario y generoso que él. Es probable que esos estén viviendo en buenas casa y con buenos coches, pero la mayoría son seres alienados más propios de "Un Mundo Feliz".

No hay comentarios: