China, por Diego Pappalardo


Diego Pappalardo.- Guste o disguste, existe una sola superpotencia que es Estados Unidos. Que está en declive sí pero es superpotencia.


En cambio, China y Rusia son potencias ascendentes pero no superpotencias.
Los que sueñan con una China imperando hegemónicamente el mundo se equivocan ya que no consideran, entre otras cosas, lo siguiente:
-China no es una civilización global.
-Su propia historia es una pesada carga. Una tercera parte de su historia tiene como patrón el ciclo decadencia/revuelta/colapso.
-No hay homogeneidad interna geográfica respecto del crecimiento económico. En efecto, crecen sostenida y progresivamente las zonas costeras y el resto se chupa el dedo.
-Posee un sistema económico y ecológico frágiles.
-División entre sus élites.
-Élites occidentales la promocionan sólo a efectos de lograr objetivos de acumulación de capital y rediseñamiento geopolítico.



El declamado liderazgo absoluto chino para el 2050 es propaganda y los arquitectos chinos lo saben muy bien y por ello buscan desmoronar a sus adversarios para que cuando llegue su gradual fragmentación sus competidores no saquen mucho provecho.
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario