POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

¡Mi cachorro llora por las noches! ¿A qué se debe y qué puedo hacer?



Una de las frases que escucho últimamente, es la siguiente: “¡mi cachorro llora por las noches! y no puedo calmarlo, ni nos deja dormir”. Claro, después de la gran ilusión que a todos nos llena cuando llevamos a casa un nuevo pequeño peludo, no nos imaginamos que las primeras noches pueden llegar a ser verdaderamente desesperantes. 

A veces es fácil olvidar que un cachorrito es un ser vivo con un montón de necesidades físicas y emocionales. A fin de cuentas, es un bebé. Y así como un bebé humano, siente miedo, ansiedad, y dolor. 

A eso, hay que sumarle la pequeña “desventaja” de que un cachorro canino tiene más desarrollados los sentidos, y sus niveles de alerta están mucho más desarrollados cuando llega a un ambiente extraño. 
Por eso, cuando decido acatar la responsabilidad de un animalito que depende de mí, debo entender que si mi cachorro llora por las noches no lo hace por irritarme y no debo ignorarlo.


Además, es bueno empezar a adiestrarle desde que es pequeño. Existen un montón de técnicas, para que desde que es pequeño, puedas enseñarle. 

Es recomendable que las ordenes básicas, las aprenda de manera natural y más adelante, si es necesario, también puedes utilizar otras técnicas para adiestrar a tu perro, pero ten siempre en cuenta seguir las recomendaciones de expertos. 

Por eso, compartimos contigo las razones por las cuales un cachorro pasa noches difíciles y las posibles soluciones. 

Posibles causas por las cuales un cachorro llora por las noches:

- Está atravesando su periodo normal de adaptación
- El tiempo que un cachorro tarde en adaptarse a su nuevo hogar depende de muchos factores, pero  uno de los más importantes es su personalidad.  Algunas razas son más sensibles que otras. Pero, dentro de lo esperado, es normal que más o menos una semana le cueste trabajo quedarse tranquilo para dormir.  Si este lapso se alarga, puedes ir considerando alguna de las otras posibles causas.



No se le destetó adecuadamente 
Un cachorro que se destetó muy prematuramente tendrá más problemas para adaptarse que uno que permaneció al menos ocho semanas con su madre.  Debes considerar que si tu nueva mascota es muy bebé,  va a requerir más cuidados y paciencia de tu parte.

El cachorro estuvo sobre estimulado poco antes de dormir
Aunque es muy recomendable que juegues todo lo que puedas con tu cachorro para que durante la noche esté cansado y le sea más fácil dormir, debes considerar un periodo de una o dos horas antes de apagarle la luz en el cual le des la posibilidad de relajarse. 
Esto implica no sobre estimularlo con juegos, sonidos, luces brillantes y demás estímulos que lo exciten. Por supuesto, también debes evitar que cene tarde, pues de lo contrario estará lleno de energía y la invertirá llorando y gimiendo toda la noche.

El espacio destinado no está cubriendo sus necesidades
Considera que el espacio que reservas para tu cachorro debe tener  una iluminación tenue y estar aislado de ruidos fuertes. La temperatura también debe estar bien regulada. Muchas veces los cachorros lloran por la noche simple y llanamente porque tienen frío. 

Problema de salud
No descartes la posibilidad de que algo le duela a tu cachorro o no se sienta bien. Parte importante de recibir una nueva mascota es llevarla cuanto antes a una valoración con el veterinario. Nunca omitas este paso. 

Soluciones al llanto nocturno de los cachorros

1: Preparar la casa para su llegada
La mejor solución suele ser la prevención. Antes de que le des la bienvenida a tu cachorro, prepara todo lo que necesita. Es preferible que su camita esté cubierta para que  cuente con una especie de guarida y conserve mejor el calor.

2: Mantén una rutina fija
Los perros son animales de rutinas, y mientras más rápido las identifiquen, más cómodos se sentirán. Por tanto, mantén los horarios y las interacciones constantes siguiendo el mismo patrón para que el cachorro se adapte rápidamente a su nueva vida. 

3: Utiliza un apaciguador
Puedes recurrir a algún producto que libere una hormona sintética apaciguadora similar a la que libera la madre. Se pueden conseguir en difusor o en collar. También puedes dejarle al cachorro una prenda con tu olor para que se sienta acompañado.  

4: Calienta su cama



Evita los calentadores eléctricos, ya que tu perrito podría terminar gravemente lastimado. En lugar de eso.  Usa una pistola de aire para calentar su cojín o déjale debajo una bolsa de agua caliente.

5: Permítele  mantener contacto visual
Está bien si no quieres acostumbrar a tu cachorro a que duerma contigo. Pero considera dejarlo en un lugar donde al menos puedan establecer contacto visual.

6: Déjalo ser independiente y promueve las conductas exploratorias. 
Si cargas y mimas a tu cachorro todo el día de manera ininterrumpida y te sigues preguntando “¿por qué mi cachorro llora por las noches”? puede que la respuesta sea evidente. Dale un poco de espacio para que explore y sepa que el mundo que lo rodea no es hostil. 
Pasa la última hora diaria de convivencia con tu cachorro acariciándolo gentilmente y hablándole con ternura.  Es probable que logres que se quede plácidamente dormido.



Lo que nunca debes hacer

- Exasperarte o regañarlo: Recuerda que tu cachorro no sabe que estás en la habitación contigua, ni si volverás algún día. Es normal que se preocupe por quedarse sólo. 
- Ceder a sus llantos y llevarlo a la cama contigo: Mala idea. Puede encantarte la idea de tener una bolita peluda y calientita contigo, pero si lo llevas a tu cama va a ser muy difícil quitarle el hábito
- Ignorarlo: no significa que debas ir corriendo a levantarlo si llora. Pero permítele establecer contacto visual y auditivo para que sepa que no te has ido. Durante el día, repítele frases de aliento mientras lo mimas y lo acaricias y usa esas mismas frases con el mismo tono para confortarlo a distancia por la noche. 

Consideraciones finales




Mentalízate a que un cachorro es un ser vivo con muchas necesidades físicas y emocionales, y no un juguete. Por lo que tendrás que tener paciencia. Si no cuentas con ella, mejor opta por un perro adulto (hay miles en adopción) u otro tipo de mascota. 

Recuerda
“Si mi cachorro llora por las noches, es mi responsabilidad ser paciente y ayudarlo para que se adapte”.


www.decaninos.com

No hay comentarios: