This page has found a new home

Sirvan los ejemplos de Ignacio Echeverría y Amancio Ortega para demostrar la maldad de Podemos