La inconvivencia en la extrema izquierda


Resultado de imagen de izquierda podemos psoe



Juan José Cabrera.- Comunistas antisistemas y radicales del PSOE . Hoy por hoy son unos cinco millones de personas, son los votos de quienes se fueron al movimiento 15M, del PSOE juvenil, de Izquierda Unida, y de las confluencias de mareas, ganemos, perdemos, podemos. Y claro, todos tienen derecho a convivir. ¿Y qué es lo que les junta?: el comunismo decadente del siglo XXI en sus vertientes: de corte boliviano-castrista o venezolano-chavista o de cuerda subvencionista maduro-iraní. Pero la verdad es que cada uno es hijo de sus padres. Este hecho hace que la convivencia sea imposible, de ahí que ya se viva el estancamiento de votos y ahora su retroceso en políticas comunistas trasnochadas, y que apliquen el modus operandi de los soviets de los años veinte del siglo veinte. Las purgas se van dando: el todopoderoso titular de universidad que cobraba por informes inexistentes centenares de miles de euros. Luego fue el extranjero, argentino, nacionalizado en España que no paga la Seguridad Social Española de su empleada. Después al profesor becario que cobraba por un estudio de investigación de viviendas desocupadas y no aparecía por la Universidad pero sí en la nómina. Otro, que dícese ser profesor, de una plaza que no le corresponde y tiene un ingreso personal anual de unos 190.000 €, el doble del presidente del gobierno español, y de quien el señor Inda tenia razón ante la demanda del hombre coleta que presenta moción de censura sin tener respaldo para ganarla, con unos cuarenta años que tiene. La señora gallega que convierte el debate en un jardín de infancia. Y así una lista interminable. Y ahí está la inconvivencia, modos de actuar y pensar "desastrosos" y de niveles sociales y económicos y hábitos de formas de vida tan dispares: unos hijos de obreros que viven del régimen, otras hijas de papá ricos, terceros hijos de oportunistas, que pasan por la universidad sin estudiar sólo armando jaleos.



Y ahora llega Sánchez, otro político infantil, oportunista político, y que plantea como objetivo principal de su política: la eutanasia ¿ahora?, cuando tenemos que fomentar la natalidad ya que hay menos nacimientos que muertes; el desempleo juvenil proponiendo subvenciones a los nini, ¿y que propuesta laboral es ésta?; el plurinacionalismo o pluricaciquismo cantonal de los siglos XIX y XX, donde reside el soberanismo único que dice defender. Y ahora la inconsistencia propia de niños caprichosos, que anteayer dice que "no es no", ayer dice que "sí es sí", y hoy dice abstención al tratado UE-CANADÁ, que se aclare antes de hablar. Qué desastre de convivencia en la izquierda radical.
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario