POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Escandaloso silencio político ante dos graves ataques cristianófobos en Madrid y Granada


Ayer intentaron incendiar una capilla católica en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM), arrojando cócteles molotov en su interior. Este ataque provocó daños materiales en el templo.
Los autores del atentado dejaron clara su motivación cristianófoba haciendo una pintada con el texto “La iglesia que ilumina es la que arde”. Esto añade al delito un claro agravante de odio ideológico. Hoy en día se ha puesto muy de moda hablar de “delitos de odio”. A menudo políticos, instituciones públicas y medios de comunicación intentan concienciarnos sobre ese problema, pero casi siempre en unas direcciones muy concretas. Pero cuando el “delito de odio” afecta a los cristianos, ¿cómo reaccionan?
Silencio de la universidad y de los políticos ante el atentado en la UAM
Veamos el capítulo de reacciones al atentado en la UAM:
Silencio de los políticos ante la brutal agresión a una monja en Granada
El jueves, en la ciudad de Granada, ocurrió otro ataque cristianófobo: un joven agredió a una monja, fracturándole la nariz, al grito de “¡Esto por ser monja!”. Una vez más estamos ante otro hecho grave motivado por el odio a los cristianos. Sin embargo, nos encontramos con una situación casi idéntica a la de Madrid:
Este indignante silencio ante la cristianofobia retrata a nuestra clase política. Una clase política que abomina del odio y de la intolerancia, pero que guarda un silencio cómplice cuando el odio y la intolerancia se traduce en actos de violencia contra los cristianos tan graves como éstos.
(Foto: Arzobispado de Madrid. Estado en el que quedó la capilla de la Universidad Autónoma de Madrid tras el atentado cristianófobo con cócteles molotov perpetrado en la madrugada del jueves al viernes)




http://www.outono.net/elentir/2017/06/24/escandaloso-silencio-politico-ante-dos-graves-ataques-cristianofobos-en-madrid-y-granada/

No hay comentarios: