Accidentado día de playa - Cartas al director



Hoy día 3 de junio bañándome en Urbanova, me he cortado con una de las piedras que oculta el agua. Y dada la cercanía del puesto de socorro, les he pedido ayuda. Una joven (jóvena según la real academia de los todos somos iguales) muy amablemente me ha explicado, mientras me curaba la pequeña herida, que estaban de huelga. Porque el Aytº quería contratar a otra empresa de socorristas, sin subrogarse en su personal, para que pudieran acceder peruanos, que cobran menos… ¿habrá algún nexo inconfesable entre la susodicha empresa y el contratante? Es lo que me han dicho y así lo transcribo, sin poner en duda la veracidad de tan amable servidora pública.


Dejando a un lado las estratagemas legales, si es que pueden acogerse a ellas. Los actuales políticos de nuestro Aytº, reparten generosas cantidades del dinero que nos recaudan, para fines en muchas ocasiones chocantes. Y no se cortan un pelo en acogerse a la Ley (que se han preparado todos los políticos profesionales) para detraer importantes sumas con las que pagar a cuantos asesores suplan sus carencias técnicas y/o intelectuales. Sospecho que además afectivas, pues suele haber cercanía parental o vecinal.

Los defensores de no se sabe bien qué de la sociedad. Escamotean no solo un derecho, sino una buena costumbre, a quienes tienen que velar porque podamos tener un día de playa tranquilo y feliz. Según el portavoz de los trabajadores de salvamento, pretenden rescindirles el contrato y traernos a ¿socorristas? del Perú; nación hermana, en la que casualmente sus nacionales cobran salarios más bajos aun, de los que perciben nuestros socorristas.

¿A qué tanta preocupación por ahorrar en contra de nuestros compatriotas? Dejen que sigan trabajando en nuestro beneficio y algo en el suyo; ya que lo que les pagamos no es para tirar cohetes. ¿Por qué no recortan en inutilidades que nos salen carísimas? ¿No siente vergüenza al responsablo, responsabla o responsable que ha tomado esa decisión?

Porfi, no nos toquen los bañadores y hagan las cosas con sentido común al menos, ya que no lo saben hacer con decencia. Los socorristas deben quedarse, porque son excelentes profesionales, amables personas; me han curado (o a cualquiera que hubiera llegado) una pequeña herida, aun estando en huelga. A otros sitios podríamos ir en semejantes circunstancias…

Ya es lamentable, que el responsable del Excmo. Aytº de Alicante, tenga que recurrir a nuestra Policía Local, para confiscar las banderas rojas que habían puesto en los mástiles, para avisar a los usuarios de la playa, del peligro que supone un “mar de fondo” y ellos en huelga, como si no pasara nada. ¡Eso es una irresponsabilidad grave a los contribuyentes y una falta de respeto a la ley de huelga!

Guillermo Martin Villahermosa, afiliado de VOX Alicante

Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación, editado por la sociedad civil, que aspira a convertirse en referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario