POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Uno a estas alturas no está para gilipolleces, por @Catalega



@Catalega.- Cuando uno está acostumbrado a no dar palo al agua y vive del cuento, lo mejor que puede hacer es sacarse un cuento de la manga a ver si engaña a alguien, nunca mejor dicho. Y parece que eso es lo que ha hecho un tal Jesús Porras, sí ese que fue concejal de Mijas y hacía el ridículo pleno sí y pleno también…


Y es que el tal Porras junto al Sindicato Andaluz de Trabajadores ha publicado la obra de ‘El Principito’ traducida al andaluz, bajo el título “Er Prinzipito”. Y la invitación para su presentación dice así: <<Ô imbitamô a la presentasión der libro klásiko de "Er Prinzipito" en su tradusión a l'andalú po e l'antropólogo Huan Porrah. Arremetiendo ke será una oportuniá unika pa poé difrutá de la filosofía ke mana er libro a trabé de nuettro idioma andalú>>.

Y cuando uno ve esto se le vienen a la mente varias cosas, y piensa que esto es obra de un cachondo mental, pues siendo andaluz y conociendo esta tierra uno es consciente de la guasa que destila el personal; pero claro luego uno se centra y se pone a analizar la cuestión y se da cuenta que está por medio ese sindicato radical (que no sé porque no se cambia el nombre a “Zindicato Andalú e Trabajahore”) y el tal Jesús Porras, y empieza a entender que todo esto va muy en serio. Y que aquí hay negocio. Eso sí, negocio sin trabajar mucho, que esta gente de estar en el tajo sabe poco…



Y es que estos individuos son especialistas en buscar nichos de mercado que les permitan trabajar poco y con el rollo del ‘andalú’ parece que hay parné. Y hay parné porque seguro que han puesto a toda su red a trabajar, para que le presenten el libro en ayuntamientos amigos, para que alguna universidad les financie algún proyecto de investigación, en definitiva, para hacerse ellos los referentes de un invento de laboratorio como es el idioma ‘andalú’, idioma que ni existe ni se le espera y que, en todo caso podría considerarse un dialecto, pero ya puestos a dialectos tendrían que ser unos cuantos, porque el gaditano no habla como el sevillano, ni el cordobés como el granadino, ni el almeriense como el malagueño…

Como he dicho, aquí lo único que hay es negocio, sacar tajada del rollo del idioma. Más aún cuando ven como los nacionalistas catalanes, gallegos o vascos, entre otros, prosperan con el rollo de la lengua, y reciben trabajos, subvenciones, ayudas y demás.

Pero a estos vividores hay que pararles los pies porque como esto se ponga de moda me veo en unos años escribiendo demandas en ‘andalú’ y dirigiéndome a ‘zu Zeñoría’. Y uno a estas alturas no está para gilipolleces…


No hay comentarios: