¿Se está humanizando Eurovisión? Por @jsobrevive




Hay dos cosas que me llaman poderosamente la atención del Festival de Eurovisión. La primera es la mala calidad de la música y de los cantantes en general, el ejemplo lo tenemos en el representante de España Manel Navarro. Pero esto no es un problema exclusivo de un país, es en general de todos los países. La segunda es ese intento de modernidad artificial que se nos quiere vender que, lejos de resultar moderno, resulta hortera, penoso y ridículo.


Poses, peinados, imagen, canciones, letras, todo cargado de una gran dosis de artificio con una falta total de realidad, de humanidad e incluso de imaginación, algo básico cuando se trata de música o de cualquier otro tipo de expresión cultural. Los presentadores, los cantantes, el público, todos parecen como de plástico, androides con cables en lugar de venas, más propio de películas como "Los juegos del hambre" o similares.

Se intenta vender algo que no acierto a saber muy bien qué es por parte de todos los países y del propio festival, pero que es algo que evidentemente no funciona. Sí, es cierto, al final todos sabemos el resultado y todos lo vemos, más si tenemos hijos pequeños. Es algo realmente curioso y digno de un estudio psicológico que no dejaría nuestros cerebros en muy buen lugar.

Pero el festival de ayer nos ha dejado un pequeño rayo de luz en esa esperanza de no acabar siendo todos autómatas necesitados de una especie de "soma" para vivir en la felicidad artificial eterna, la victoria de Portugal. La canción podrá gustar más o menos, pero es un tema alejado de lo que viene siendo este festival desde hace muchos años. Se canta en portugués, no han necesitado utilizar ningún artificio para hacer una melodía sencilla y agradable y, sobre todo, una canción muy propia de la cultura portuguesa. No han tenido que rebuscar ningún invento raro fuera de su cultura, ya tienen el "Fado" y a eso es a lo que a mi me recuerda esa canción, a un típico Fado portugués.

Ese pequeño rayo de luz de esperanza viene porque una canción así haya sido la triunfadora. La esperanza es que en ese intento de deshumanización al que alguien nos está tratando de llevar no triunfe. La esperanza viene porque al final la canción triunfadora haya sido la que más "humanizada" parecía, tanto en su composición como en su interpretación. A ver si sigue cundiendo ese ejemplo.
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario