Por el humo se sabe dónde está el fuego… ¡o no! Por Ana María Cerdán


A veces, la polémica sólo sirve para despistar y para que aquél que la promueve, siga haciendo lo que le da la real gana, impunemente.

De todos es sabido que la memoria de los españoles es cuando menos exigua, por eso hay colectivos que siempre están en el candelero; imagino que así, se ganan el sueldo. Nos movilizamos por contadas situaciones y nos empeñamos en rizar el rizo perdiendo la perspectiva de lo que de verdad, nos debería importar.


Se genera polémica por las cosas más absurdas, como por ejemplo: el nombre que se le va a poner a una plaza (que toda la vida lo ha tenido), el cambio de nombre de las calles (que a nadie se le ha ocurrido la idea de preguntar a las personas que tienen que lidiar con los cambios, antes de hacerlos, ¡podría ser sorprendente! Desenterrar a los muertos, cambiar monolitos a voluntad del gobernante de turno, imponer idiomas contrarios a la Constitución Española, y un largo etc. Y yo me pregunto ¿que pretende tapar está cortina de humo? ¿que se pretende demostrar con todo ésto? ¿de verdad es tan importante olvidar el pasado? ¿a quién beneficia?

Yo siempre he pensado, desde mi humilde situación, que de los Ayuntamientos a las Cortes Generales, se trabajaba en beneficio del ciudadano, sin pensar que los apoyos se devuelven, siendo ésta una forma muy cara de mantenerlos. Descaradamente, el dinero de todos los contribuyentes se está utilizando para seguir en el cargo, haciendo lo que les da la gana, sin pensar en nadie ni escuchar al ciudadano, ni sentir/demostrar la más mínima empatía.

“Que no estoy de acuerdo con lo que vota la mayoría; moción de censura publicitaria. Que ayer no me interesaba desenterrar muertos, pues hoy sí; que dependiendo de por donde vayan los votos, se defenderá que Cataluña sea independiente o no…

Y así, una cantidad de incoherencias que marcan el nivel de la política que estamos viviendo hoy. Una política que sólo mira por los intereses de unos cuantos, pagada con el dinero de todos y, que beneficia a los de siempre. En serio, ¿estos son los problemas que tiene España?

El gran problema que tiene y ha tenido nuestro país, ha sido la ambición por mantenerse en el cargo. Esta ambición ha obligado al político de turno, a desviarse de su ideología para seguir estando donde está… y así nos va.


Recuerdo a un gran profesor que me decía, que la Historia de España siempre iba a tener dos versiones, y que gracias a la transición, los españoles teníamos las herramientas necesarias para vivir en paz. Y añadía siempre “Un pueblo que no conoce su historia, está condenado a repetirla”.

Memoria tenemos todos, pero no a todos nos lucra igual.


Ana María Cerdán es Presidenta Provincial VOX Alicante
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario