POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Objetivo de Atresmedia: lograr que 'la locuela' de Cifuentes 'las pase putas'



El caso del Canal de Isabel II ha destapado una serie de tramas político-mediáticas de gran calado. Frenar a Cristina Cifuentes (una actitud de la que La Razón desistió en cuanto hubo intereses económicos de por medio) y, sobre todo, favorecer los intereses electorales del PP rompiendo a la izquierda en dos.


El diario El País ha hecho públicas nuevas grabaciones del caso Lezo en las que se revelan las presiones de Atresmedia a Cifuentes para proteger al responsable del Canal Isabel II en América y consejero del grupo de comunicación, Edmundo Rodríguez. En ellas se desvela que Paco Marhuenda se pùso a las "órdenes" de sus superiores para frenar “a la locuela”, en referencia a Cifuentes.

El presidente de La Razón Mauricio Casals tranquilizaba a Rodríguez, testaferro de Ignacio González, con estas palabras: “No te preocupes que esta señora las pasará putas”. Marhuenda asumió el papel y llegó a decirle a Rodríguez que para Atresmedia era “intocable” y que estaba dispuesto a lo que le pidiera para ayudarle en su particular batalla con Cristina Cifuentes.

La presidenta de la comunidad madrileña recibe, según se desprende de las conversaciones desveladas hoy, calificativos tales como "burda" o "locuela". Los directivos del grupo de comunicación abundan en una pretendida condición de "trepa", de ambiciosa desmedida y con ganas de "hacerse con la presidencia" del partido en Madrid.
''Ferreras se ha portado de cine''

En otra conversación de Casals e Ignacio González, el presidente de La Razón le indica que ''Ferreras se ha portado de cine'', en relación al presentador de Al Rojo Vivo. El expresidente madrileó había solicitado a Casals que intermediara para que el programa del directivo de LaSexta no abordara un presunto caso de corrupción en el que estaba envuelto.

"Se lo pedí como favor personal", subraya el presidente del diario de Planeta. "Hoy de momento hay tranquilidad, y la cadena de televisión La Sexta se ha portado...", destaca Casals, y añade: "(...) Se ha portado García Ferreras de cine. Ha sido esta mañana yendo hacia el aeropuerto, que le he llamado, ocho y media de la mañana, y digo mira un favor personal, dice, ¿pero tú estas seguro? Digo yo ya no estoy seguro de nada. Digo pero, coño, tú, no jodamos, que no hay una nueva información que no. Si es relevante, o sea, alguien les está vendiendo toda esta mierda (...)".
Giro editorial por motivos... económicos

Con el paso de los meses se produjo un inesperado cambio de actitud editorial respecto a la presidenta de la comunidad de Madrid. Y no motivado por razones políticas sino por el interés del grupo Planeta, máximo dueño de La Razón y del grupo Atresmedia, en ser adjudicatario de una de las dos nuevas universidades que el Gobierno de Cifuentes proyectaba. A partir de ese momento, Cristina Cifuentes pasó a ser amiga de la casa.
Una caso, el Canal de Isabel II, que ha destapado una trama mediática para favorecer al PP

El juez Velasco (AN) sigue tirando de un hilo que ya se ha cobrado dos piezas de caza mayor -Ignacio González y Esperanza Aguirre-, mas la operación de corrupción masiva del Canal de Isabel II ha salpicado también al principal grupo de comunicación de nuestro país.

Con la llegada de Cifuentes a la presidencia de la Comunidad de Madrid se llevó el espinoso asunto del Canal a la Fiscalía, se cerraron numerosas empresas dependientes de la matriz madrileña en Hispanoamérica y se cesó al que hasta ese momento había sido el responsable de las operaciones al otro lado del Atlántico, Edmundo Rodríguez Sobrino. Es en ese punto donde aparece la vinculación con el Grupo Planeta, pues Rodríguez Sobrino era, además de directivo del Canal, consejero de Audiovisual Española 2000, editora de La Razón.

Es por eso que fueron llamados a declarar el presidente del grupo Atresmedia y de Planeta, José Crehueras, el director de La Razón, Francisco Marhuenda, y el presidente del periódico Mauricio Casals. Luego se conoció que Santiago Barreno, también directivo del grupo, estaba siendo igualmente investigado. Se les acusaba de coaccionar a Cristina Cifuentes para que, teóricamente, desistiera en su ánimo de airear la trama. Aunque la causa contra ellos fue finalmente archivada, el asunto sigue abierto en todo lo relativo al panorama político-mediático.
Romper la izquierda para impulsar al PP

Y es que se ha conocido que Casals, presidente de La Razón y adjunto al presidente de Atresmedia, se jactaba ante el propio Edmundo Rodríguez Sobrino del éxito de su estrategia de potenciar a Podemos en beneficio del PP: “El sándwich al PSOE con La Sexta funciona de cine”.

En tales términos se refería Mauricio Casals a la operación que ha llevado a cabo el Grupo Atresmedia al objeto de dividir a la izquierda y garantizar así la victoria del Partido Popular. Una estrategia que Intereconomía ha señalado en numerosas ocasiones y que, visto el panorama político nacional, ha cumplildo con éxito su misión.

Desde su nacimiento en 2014, un recién nacido Podemos encontró todo tipo de facilidades para darse a conocer en La Sexta. Pablo Iglesias fue omnipresente en el canal. El resultado fueron cinco sorprendentes escaños en el Parlamento Europeo con apenas tres meses de vida.
"Meter miedo a los votantes (con Podemos) para que acaben votando al PP"

El presidente de VOX, Santiago Abascal, denunciaba ayer a La Gaceta que "estos días se está ratificando" lo que su formación viene denunciando desde hace mucho tiempo, que es que "Atresmedia, lejos de servir al interés de los ciudadanos como función básica del periodismo, ha servido fielmente a los dictados de La Moncloa para conseguir que el inmovilismo de Mariano Rajoy se convierta en la única alternativa al totalitarismo de Podemos".

También el periodista Hermann Tertsch lamentaba en estas páginas "la conducta de la vicepresidenta" Soraya Sáenz de Santamaría, amiga personal de Casals, y que “coordina todo esto de intoxicar a los españoles, para meterles miedo y que al final acaben votando a un Gobierno que el único interés que tiene es permanecer en su sitio, sin hacer nada, sin programa, sin objetivos, sin futuro, que no sea mantenerse a sí mismo, manteniendo el miedo en los españoles y la inactividad total”.

Sorprendentemente, y siendo el PSOE el principal afectado por la operación, Ferraz guarda silencio. Tan solo Martu Garrote, desde El Gato al Agua, se ha atrevido a denunciar “una maniobra para sobredimensionar a Podemos y que pasara lo que pasó, que el PSOE no tuviera posibilidad de hacerle frente al PP”.


Fuente http://gaceta.es/noticias/objetivo-atresmedia-lograr-locuela-cifuentes-pase-putas-05052017-1233

No hay comentarios: