POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Golf para ciegos. Por, @luisbarros_o


Luis Barros.- El golf es un juego perfecto para ciegos porque el swing se ejecuta desde una posición estática y la acción del jugador no está interferida por el movimiento de otros jugadores. Un jugador ciego debe jugar con otra persona que tenga visión, el cual hace de guía. El guía describe el golpe, alinea al jugador, le informa del resultado, arregla los piques, conduce el coche y hace todo lo que un ciego no puede hacer. El guía es normalmente un miembro de la familia pero en muchos casos son amigos cercanos e incluso profesores de golf.


Puntos a tener en cuenta durante la enseñanza



Hay una interacción mayor entre un jugador ciego y el entrenador que entre uno que no lo es. El entrenador atiende a todas las clases y enseña al alumno ciego cuando este no se encuentra en la zona de prácticas.
Si el alumno nunca ha visto el juego, las 3-5 primeras clases se dedican a describir el juego del golf con muchos detalles. El campo, el material, el swing largo, corto, señales, putting, el objetivo del golf, cómo se juega desde el tee al green se debe explicar claramente y con suficiente tiempo. Usa los apoyos, camina por el campo, da pequeños ejemplos y otros consejos que pueden facilitar que el jugador entienda sin dificultad lo que es el golf.
El obstáculo más grande en un ciego es el de desarrollar una idea de a qué distancia se encuentra el suelo y en intentar describir de forma clara el golpe que hay que ejecutar.
Es conveniente comenzar la enseñanza del swing con hierros cortos y medios. Al principio todas las bolas con tee.
Es necesario tocar al alumno para que aprenda el movimiento, enséñale a mantenerse en una posición estable / fija en el backswing mientras los hombros y brazos se mueven y termina el downswing con un completo followthrough.
Enseña todo lo que sepas sobre un swing estándar de golf, El swing del ciego es el mismo que un swing normal excepto que no tiene la visión para guiar los músculos y controlar el contacto con la bola.
Usa mecanismos de práctica y distintos ejercicios para desarrollar un swing automatizado así como una buena sensación del punto de contacto con el suelo.
Empieza a practicar con maderas en cuanto se pueda para que el alumno empiece a sentir la sensación de un swing completo.
Trabaja con un solo alumno durante la clase. Corrige cualquier error en la comunicación o procedimiento.


Juego corto 


 
Golpear la bola con precisión en el juego corto cuando no se puede ver la bola es más difícil que un swing completo. Controlar la velocidad y el toque de la bola ya es complicado para los que ven.
Comienza el juego corto con golpes de chip. Usa ejercicios de toque y velocidad para enseñar la acción del juego corto. Practica los golpes de pitch cuando el alumno haya desarrollado un movimiento repetitivo de los chips.
Aquí el obstáculo es conseguir que el jugador ciego entienda cómo de lejos debe volar la bola. Esto se puede alcanzar con ejercicios creativos. Los métodos de medición son muy efectivos. Tanto el entrenador como el jugador miden la distancia del golpe con los pasos. El jugador podrá retener en su mente la cantidad de fuerza necesaria que debe emplear para alcanzar las distintas medidas. Cuanto más tiempo pase haciendo este ejercicio en el putting green, mejor le servirá una vez que salga al campo.


Bunker y putting


No es tan difícil como parece. Para una persona ciega, el golpe en el bunker requiere la misma ejecución que un golpe normal. El contacto del palo con la arena es el principal objetivo. El hecho que el punto de contacto sean varias pulgadas detrás de la bola no significa nada distinto para el jugador.


El putting es el golpe más fácil de hacer. Una vez más, el reto está en la cantidad de fuerza necesaria para pegar la bola. Es importante seguir trabajando las sensaciones del toque con ejercicios.


Material


Un jugador ciego puede usar los mismos palos que un jugador con visión. No se necesita material especial.






Fuente, golfparatodos.es

No hay comentarios: