El suicidio sigue siendo la principal causa de muerte no natural en España



En 2015, la tasa de suicidios en España disminuyó un 7,9% con respecto al año anterior. Sin embargo, a pesar de romper con la tendencia creciente que se venía observando desde hace cuatro años, continúa siendo la primera causa de muerte externa en nuestro país.

Así alerta el último informe elaborado por el Observatorio del Suicidio de la Fundación Salud Mental España, una institución privada sin ánimo de lucro cuyo objetivo es el de fomentar la salud mental y prevenir los trastornos mentales y el suicidio.


A continuación recogemos las principales conclusiones de este informe:
  • En 2015, se produjeron 3.602 suicidios en España: 3 de cada 4 eran hombres y 1 de cada 4, mujeres (74,4% frente al 25,6%). Esto supone una media de casi 10 suicidios diarios.
  • Comparando los datos, se observa una reducción en la tasa de suicidios (un 7,9% menos con respecto al año 2014), tanto en mujeres como en hombres, rompiendo así con lo que parecía una tendencia al alza desde 2010.
    Sin embargo, el suicidio se mantiene como la principal causa de muerte no natural en España, produciendo más del doble de muertes que los accidentes de tráfico, 13 veces más que los homicidios y 67 veces más que la violencia de género, siendo también la primera causa absoluta de muerte entre varones de 15 a 29 años y la segunda, después de los tumores, en mujeres de estas edades.
  • Asimismo, bajo otras causas externas (ahogamientos y envenenamientos, caídas u otros accidentes) "pueden ocultarse muertes por suicidio" que, por distintos motivos, no son asignadas a esta causa.
    El ahorcamiento es el medio utilizado en casi la mitad de los suicidios, siendo los varones quienes lo utilizan en la mayoría de los casos. El método mayoritario en las mujeres es saltar desde un lugar elevado. Las otras mayores diferencias entre sexos son la ingesta de fármacos y los envenenamientos, empleadas en mayor medida por las mujeres, y las armas de fuego, mucho más utilizadas por los hombres.
  • Aunque en ambos sexos se registra un mayor número de suicidios entre los 40 y los 49 años, el riesgo aumenta con la edad, principalmente en varones, pudiendo llegar a multiplicarse por 6 en relación con las edades más tempranas; en el caso de las mujeres, ese riesgo se triplica.
  • En coherencia con la disminución del número de suicidios, las tasas por 100.000 habitantes también han decrecido.
    Por Comunidades Autónomas, Asturias y Galicia poseen las mayores tasas de suicidio por 100.000 habitantes, mientras que las menores las registran Extremadura y la Comunidad de Madrid, situándose la media estatal en 7,76.
El documento finaliza recogiendo una serie de estrategias a tener en cuenta para prevenir las conductas suicidas:
  1. El suicidio se puede prevenir, como los accidentes de tráfico o los homicidios. Sólo hacen falta políticas y programas de prevención, prácticamente inexistentes en la actualidad en España. Hay que hacerlos.
  2. Incidir en la población adolescente y anciana.
  3. Hay que proporcionar pautas prácticas de actuación a educadores, familiares cuidadores y profesionales sanitarios.
  4. Hay que difundir información veraz, científica, disminuyendo el oscurantismo y el estigma asociados históricamente al suicidio.
  5. Hablar adecuadamente sobre el suicidio ayuda a prevenirlo.


Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario