POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

El caso de las 268 monjas contra el arzobispo de Oviedo, a la justicia ordinaria


Fachada y patio interior del edificio de la calle Xuclà 19, donde tiene una de sus residencias la congregación religiosa Lumen Dei

Un juez rechaza que el Vaticano decida sobre la acusación contra Sanz

La batalla legal de 268 monjas contra el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz, y el obispo de Cuenca, Jose María Yanguas, sigue adelante y se decidirá en un juzgado. Un juez de Madrid ha rechazado que el caso por la apropiación irregular de una asociación católica con decenas de millones en propiedades inmobiliarias acabe en los tribunales eclesiásticos del Vaticano y ponga a las puertas del banquillo de los acusados a los dos altos cargos de la Iglesia.

Sobre Sanz y Yanguas pesan varias causas, todas sostenidas por las 268 monjas de la Asociación Privada Lumen Dei, quienes se enfrentan desde hace años a lo que consideran un expolio irregular por parte del arzobispo de Oviedo con la colaboración del prelado de Cuenca. Tras el conflicto se encuentra la venta por más de 12.7 millones de euros de edificios repartidos entre Barcelona, Madrid u Oviedo. El destino del dinero aún se desconoce.

En el caso de la capital catalana, las operaciones inmobiliarias llevadas a cabo por Sanz y sus socios -entre los demandados se encuentra también una pareja de abogados, además de empresarios- incluyeron la venta de un edificio de cinco plantas en pleno centro de la ciudad. En total se trata de 19.000 metros cuadrados en la calle Xuclà, a escasos metros de la Rambla, donde dos empresas -Real Estate Expertise y Vauras Investment, esta última con sede social en Luxemburgo- planifican construir alojamientos hoteleros de lujo.

En la finca, sin embargo, aún vive una decena de monjas sobre las que durante meses ha pesado la amenaza de un desahucio. Según confirmó su abogada a este diario, el desalojo de las religiosas se ha paralizado temporalmente.

Sanz está siendo investigado por un juzgado de Madrid por los presuntos delitos de estafa, coacciones y contra la Seguridad Social y la libertad religiosa. Una retahíla de acusaciones que se sostienen sobre la misma piedra: haber arrebatado de forma presuntamente irregular el control de la asociación a sus legítimos titulares.

Sanz intentó poner trabas a la demanda original al alegar que debía ser el Vaticano, y no la justicia ordinaria, el que decidiera si su control sobre los bienes de Lumen Dei es legítimo. Cuando comenzó el conflicto, en 2008, el arzobispo de Oviedo ya contó con el beneplácito de la Santa Sede. Una circunstancia que el titular del juzgado de Primera Instancia número 77 de Madrid ha cercenado. El juez rechaza la vía eclesial y deja en manos de la justicia civil el caso por vulneración del derecho fundamental de asociación. En esencia, el magistrado sostiene que una demanda de protección del derecho fundamental de asociación presentada por un ciudadano español es competencia de la jurisdicción civil española

Las monjas misioneras defienden que Lumen Dei se divide en tres organizaciones independientes, aunque en las tres conste el nombre de «Lumen Dei». Según su argumentación, Sanz «maniobró» junto al obispo de Cuenca para hacerse con el control de todas ellas, incluyendo la propietaria del patrimonio inmobiliario que ha vendido desde 2009.

El 29 de mayo Sanz y Yanguas deberán acudir al juzgado para una vista de medidas cautelares. Las religiosas reclaman que se dejen sin efecto los poderes que Sanz se atribuyó en 2009 para liderar su asociación.


Fuente http://www.elmundo.es/sociedad/2017/04/19/58f77a39ca4741f9738b45d4.html

No hay comentarios: