El apoyo del PP al aborto libre y gratuito en el Senado desata las críticas internas

La polémica desatada entre los sectores provida del partido tras la publicación del artículo de La Gaceta ha llevado al Grupo Popular en el Senado a explicar su decisión de apoyar la moción abortista.




Dirigentes de Nuevas Generaciones (NNGG) han censurado el apoyo del Grupo Popular en el Senado a la moción abortista presentada por Podemos y que consagra el aborto libre y gratuito, y la han tildado de "vergonzosa". "Es una decisión que ninguna persona del PP se espera y menos después de aprobar en el Congreso Nacional una ponencia en la que se reconocía el aborto como un fracaso", ha asegurado Nacho Toca, presidente de la rama juvenil de la formación en Vizcaya.


En declaraciones a La Gaceta, ha definido el aborto como "el asesinato de niños que lejos de ser un derecho debería estar penado" y ha incidido en que "ir de la mano con Podemos en un tema tan sensible es algo que no entienden los afiliados del PP".

Toca ha pedido a la dirección de NNGG que responda a está "afrenta" al ideario del partido porque hace menos de un mes, en el Congreso de Sevilla, aprobaron incluir en los estatutos la defensa del derecho a la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, con arreglo al artículo 15 de la Constitución, e incluyeron en la ponencia social que están "firmemente comprometidos con la defensa y protección del derecho a la vida, y por ello entienden que no es un derecho sino un fracaso de la sociedad".

Además, ha lamentado que con mayoría absoluta no se derogara una ley "injusta" -la ley Aído- que sigue recurrida ante el Tribunal Constitucional. "Nos iba mejor cuando defendíamos nuestros valores", ha zanjado.

La misma línea ha seguido el presidente de NNGG en Palencia, Rodrigo Mediavilla, que ha pedido que el dinero público utilizado para financiar abortos se destine a defender la vida. "Cada año se destina en España más de 20 millones de euros a financiar la cultura de la muerte, esto podría ir asociaciones como Red Madre, que ayudan y asesoran a las familias sin recursos", ha afirmado, tras declarar que el apoyo de su formación a la moción podemita en la Cámara Baja le "duele en el alma" aunque "no vaya a cambiar la legislación actual, que confirma el aborto libre durante las primeras 14 semanas del embarazo -22 si hay hay riesgo para la vida o la salud de la madre o el bebé-".

El exdiputado Javier Puente también se ha manifestado a través de las redes sociales y ha sido muy contundente con los que creen que defender el aborto en el PP es "evolucionar": "Me duele la pérdida de principios y valores, la deriva ideológica, de mi partido. Evolución me parece defender al más indefenso, apoyar a las madres con pocos recursos para que tengan a sus hijos y que los niños puedan disfrutar de la vida, no matarles".
El PP justifica un apoyo que podría y debería haber evitado

La polémica desatada entre los sectores provida del PP tras la publicación del artículo de La Gaceta ha llevado al Grupo Popular en el Senado a explicar su decisión del pasado miércoles de apoyar la moción conjunta de todos los grupos en la que se incluía la definición del aborto como un derecho que debe ser libre y gratuito.

En el artículo se explicaba que el documento conjunto de los grupos instaba a garantizar “el acceso a la prestación de la interrupción voluntaria del embarazo en todos los servicios de salud de las CCAA, como una prestación y un derecho con garantías de equidad atendiendo las demandas existentes de acuerdo con lo regulado en la Ley 2/2010 -conocido como Ley Aído- y desarrollar la normativa que prohíba que las mujeres tengan pago alguno para acceder a este derecho”.





Este diario ha hablado con el vocal del PP en la comisión de Sanidad y Asuntos Sociales del Senado, Jesús Ramón Aguirre, para entender este cambio de los populares respecto al aborto.

Aguirre considera que lo que estaba haciendo Podemos con la presentación de su moción era responsabilizar al Gobierno de los incumplimientos de la ley que puedan estar cometiendo las comunidades autónomas. Por eso, asegura, centró su intervención en recordar la trasferencia de competencias realizadas en el año 2002. De esta manera se limita el debate del aborto a una mera cuestión administrativa solventada en un documento en el que todos los grupos solicitan al Ejecutivo la aplicación de la gratuidad y universalidad del aborto.

Preguntado por la necesidad de firmar un documento que va contra lo que hasta hace poco defendía el PP, que consideraba el aborto como “un delito despenalizado en algunos casos excepcionales”, el senador popular lo ha justificado señalando que la ley les “obliga a ello”. Aguirre explica: “El Gobierno está cumpliendo la ley de 2010, nos guste o no nos guste. Lo hacemos porque es una Ley Orgánica y tenemos la obligación de cumplirla. Son dos cuestiones distintas: que cumplamos la ley y que seamos copartícipes de ella”. La ley incluye diversas modificaciones introducidas por el Gobierno del PP en su anterior legislatura.

Ante esta explicación la pregunta es obligada ¿por qué no cambiaron la ley en la anterior legislatura cuando tenían una amplia mayoría absoluta para hacerlo? Su respuesta es personal: “Es cierto, fue un error presentar la nueva ley al final de la legislatura. El PP se equivocó en eso. Tuvo que hacerlo antes. Hubiera evitado problemas posteriores”.

Aún así, las decisiones del actual Gobierno sobre el aborto no casan con el recurso de inconstitucional de la Ley 2/2010 que el PP mantiene en el Tribunal Constitucional alegando que la Ley Aído desprotege al no nacido. La respuesta del vocal del PP en el senado también va encaminada a justificar la actual actuación de su partido: “hasta que el Constitucional no se pronuncie, no podemos actuar por esa vía” y añade, “cuando eso se produzca -cosa que no ha ocurrido tras siete años- el Gobierno podrá y deberá actuar de otra manera”.


El documento de consenso ha suscitado nuevas críticas entre las asociaciones provida porque reconoce el aborto como un derecho que debe ser gratuito y universal. Afirman que son las consecuencias de mantener la Ley Aído con ligeras modificaciones. Aguirre justifica la actuación de su partido en la redacción de este documento: “El PP se ha limitado a modificar el contenido de la propuesta para señalar que se trata de competencias de las comunidades autónomas. Es algo que Podemos parecía no haber entendido. Pero como las propuestas eran conforme a la Ley que hay, que no nos gusta, me limité a señalar que es un mero tema de competencias (…) por eso hemos introducido una enmienda de sustitución para que se de traslado a las comunidades autónomas”.


Fuente   http://gaceta.es/noticias/apoyo-pp-aborto-libre-gratuito-senado-desata-criticas-internas-18052017-2048
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación, editado por la sociedad civil, que aspira a convertirse en referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario