Comuniones y locuras, por Waleska Delgado



Waleska Delgado.- Estamos en mayo el mes de la flores, de las comuniones y a veces de ciertas locuras. Cuando hice la primera comunión (ya hace mucho de ello) nos levantamos temprano; mi mamá me puso el traje que era como el de una monja (todas las niñas íbamos igual), asistimos a la misa, comulgamos y a casa a celebrarlo con una comida familiar​. 
Hoy en día se está convirtiendo en un show y en una competición social. Pruebas en la peluquería para ver qué peinado le queda mejor a la niña, trajes pomposos llenos de encajes y pedrerías o de militares lleno, de galones, recuerdo para los invitados, reservas en restaurantes con orquesta musicales. Eso sí, que no falte la barra libre, que la comunión de mi niña es mejor que la de la vecina... 

Hay padres que se hipotecan para celebrar todo este paripé. Estaremos en crisis y no tendré para pagar el alquiler de la casa pero que la comunión va, te digo yo que va...
Pues a esto me refería en que también era el mes de ciertas locuras. Si esto es para una comunión ¡no quiero imaginar cuando se case la niña!


Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario