ARQUEO-BLIBIO-LOGÍA: UN ROLLAZO DE PAPIROS.



Santiago Torres.- Una de las pasiones de cualquier arqueólogo o historiador alternativo (eufemismo de frikies conspiranoicos) es la BIBLIOTECA DE ALEJANDRÍA. 
Pero lejos de barajar la posibilidad de que sus principales obras se salvasen de la destrucción, la dan por sentada y se limitan a especular sobre lo que esa Biblioteca atesoraba y que conocimientos se perdieron.

Aunque lo mas lógico seria contemplar la posibilidad de que el contenido de la Biblioteca se encuentre dispersa por el mundo. Me explico:

El edificio que contuvo hasta 900.000 manuscritos, rollos, pergaminos, cartas, tablillas de madera y de piedra, chapas de metales y hasta de oro, etc,..... (pero ni un solo libro como los entendemos hoy), efectivamente se destruyó y no una sola vez, sino que sufrió varias destrucciones parciales entre el S. II y el S. IV. 

TRAS LA DESTRUCCION DE UN ALMACÉN RELACIONADO CON LA BIBLIOTECA EN ÉPOCA DE JULIO CÉSAR (48 ac), QUE CONTENÍA 40.000 OBRAS (copias), LA BIBLIOTECA ALCANZÓ SU VOLUMEN MÁXIMO CON 900.000 OBRAS, GRACIAS A LAS 200.000, DE LA BIBLIOTECA DE PERGAMO, QUE JULIO CÉSAR DONÓ PARA COMPENSAR SU RESPONSABILIDAD POR EL INCENDIO DE ESE ALMACÉN, 

PERO PARECE QUE PASADO MENOS DE UN SIGLO DE SU MAXIMO ESPLENDOR LA BIBLIOTECA EMPEZÓ SU DECADENCIA.

LA BIBLIOTECA ERA LA PRINCIPAL ATRACCIÓN Y EL MAYOR TESORO DE ALEJANDRÍA, PERO NO EL ÚNICO.

La Ciudad empezó a declinar y es muy posible que gran parte de los principales "libros" fuesen robados o vendidos o fueran botín de guerra. Así a mediados del S. II, aparecen testimonios de que la Biblioteca no era ni sombra de lo que fue.
Estoy convencido de que muchas de las mejores obras que atesoraba terminaron en manos de Romanos, de Cristianos o de Musulmanes, y que cuando se produjo la destrucción completa de la Biblioteca ya llevaban años (o siglos) fuera de ella.
De hecho cuando se habla de la destrucción que realizó un Emperador Romano Cristiano se habla de la destrucción de 40.000 ejemplares todos referidos a magia y a la alquimia. Seguro que alguien escondió alguno y seguro que el propio Emperador guardó para sí, alguno de los más destacados.
Y cuando se habla de la ya tardía destrucción de los Musulmanes parece que solo destruyeron textos religiosos relacionados con el Corán y algún otro no directamente relacionado.

Nadie menciona la destrucción de esos ejemplares antiquísimos que se supone que custodiaban en Alejandría, procedentes de Egipto, de los Sumerios o de la más Antigua Grecia, y solo lamentan de haber perdido dos copias de un mismo tratado Aristotélico.
Nadie valora la costumbre de realizar copias de esos manuscritos que todos los que se acercaban a Alejandría solían comprar, hasta el punto de que se convirtió en una actividad económica exportar copias y que cualquier curioso no sólo consultaba el original sino que se llevaba una copia a casa

Si hubiese un catálogo de las joyas bibliográficas de Alejandría y tuviésemos posibilidades de rebuscar en Bibliotecas modernas particulares restringidas, o en las Logias de Sociedades Secretas, o en fondos de Bibliotecas públicas mal organizadas, no me extrañaría nada encontrar al menos un 20% de esos "libros" imaginados por los Conspiranoicos. 
El 80% restante puede que se destruyesen en Alejandría o en la caída de Roma, que fuese Napoleon quien los robase cuando saqueó el Vaticano y no dejó ni las telarañas, otros se hayan perdido olvidados en un rincón por la humedad y por mala conservación, y que un 2 a 5% esté en manos de particulares que no saben que ese papiro que han enmarcado porque era bonito, procede de la mítica Biblioteca.

El mahabharata es un poema de tradición oral milenaria transmitida de generación en generación. Hasta hace medio siglo no tuvo necesidad del soporte de la escritura.
Gracias a Farenheit 451 podemos entender que borrar los "libros" de la faz de la tierra que son el símbolo y soporte por excelencia de la Cultura, la Religión y el Conocimiento, es prácticamente imposible y que el hecho de que sepamos de obras de la antigüedad desaparecidas no significan que hayan desaparecido para siempre.

Creo que la Arqueología debería tener una especialidad dedicada a buscar obras literarias y dejarse de buscar pedruscos que ya escasean.


Troya y Petra se encontraron gracias a las pistas de textos antiguos y cuando algún día alguien encuentre la Atlántida comprobaremos que si hubieramos sabido descifrar las evidentes pistas que Platón y algun otro nos dieron sobre su localización, haría años que sería un parque temático con hoteles, casinos, teatros, spas, prostíbulos,  restaurantes, bares, capillas de bodas express con Julio Iglesias oficiando y campos de golf a su alrededor.

ANTES DE CALZAR UNA MESA QUE COJEA CON UN LIBRO ASEGÚRATE DE QUE NO HABLA DE UNA CIUDAD FORMADA POR ISLAS CONCÉNTRICAS O QUE TRATE DE ARQUITECTURA PIRAMIDAL, DE LA PIEDRA FILOSOFAL, O DE ARTIFICIOS TEMPLARIOS PARA ESCONDER ALGO.

Y SI ENCUENTRAS UN MAPA DE LA ANTÁRTIDA EN TONOS VERDES EN VEZ DE BLANCOS, PUEDE QUE RESUELVAS TODO LO ANTERIOR A LA VEZ.

Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación, editado por la sociedad civil, que aspira a convertirse en referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario