This page has found a new home

¿Celebran el título de una competición que detestan? Qué triste, ¿no?