POLÍTICA

[Política][bleft]

SOCIEDAD

[Sociedad][bsummary]

FIRMAS INVITADAS

[Firmas%20invitadas][twocolumns]

Una ideología de celofán, por @Catalega



Podemos está donde está gracias a la crisis económica y al mal hacer de algunos, principalmente en el ámbito de la corrupción, y aprovechándose de eso saltó de los platós de televisión a las listas electorales con un mensaje de ejemplaridad, dando lecciones de lo que está bien y mal y diciéndonos lo que debemos hacer o dejar de hacer. Y así ha continuado una vez sus dirigentes han logrado asiento en las instituciones de este País. Pero por sus hechos los conoceréis ¡y por supuesto que los estamos conociendo!

Porque del dicho al hecho va mucho trecho y resulta que sus actos no se corresponden, en muchos casos, con los mensajes que nos repiten constantemente; y cada vez tenemos más ejemplos.

Ahí tenemos la actitud del Secretario General de Podemos y líder de la formación en Aragón, Pablo Echenique, que haciendo caso omiso a sus propias declaraciones y exigencias sobre los demás tenía contratado a un asistente al que pagaba con dinero negro. Por no hablar de la beca de Errejón, el piso de protección oficial de Pablo Espinar o a Tania Sánchez, solo por nombrar a los más significativos o que más influencia mediática han tenido…


Y esta semana el portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, ha sido “pillado” en el restaurante de la Cámara Alta con dos botellas de Coca - Cola para su comida. Sí, después de manifestarse y apoyar a los trabajadores de la empresa norte americana en su huelga, y de que Podemos haya pedido el boicot para los productos de esta marca de bebidas refrescantes, va Espinar y consume Coca - Cola en público. Y es que así son los podemitas.

Y todo esto, ¿a dónde nos lleva?, pues a constatar que la ideología de Podemos es de mentira, que en realidad dicen lo que la gente quiere oír, esas personas que lo han pasado mal con la crisis y están hartas de tantas cosas. Bueno, a lo mejor no es de mentira, a lo mejor lo que ocurre es que su verdadera ideología no nos la pueden decir. Por eso la visten con celofán, para engañarnos.

No hay comentarios: