Sexo por chat, en la naturaleza y otras formas sensuales de hacer el amor

Arriésgate un poquito más con alguna de estas maneras de tener sexo y hacer el amor que deberías probar alguna vez. No dejes que la rutina se apodere de tu vida sexual y muéstrate siempre con apertura para experimentar nuevas técnicas eróticas o distintas posiciones sexuales. Podrías encontrar buenas y placenteras sorpresas en el camino… Elige al menos 3 formas distintas de tener sexo que te hagan salir un poco de tu zona conocida.


Si tu pareja no es muy aventurera, elijan entre ambos algo que les permita ir juntos en la búsqueda de nuevas dimensiones de placer sexual.

1. Sexo emocionante en el automóvil


Si nunca lo probaste cuando eras joven, siempre tienes ahora la oportunidad de saber cómo se siente: un encuentro furtivo, prohibido y emocionante, en un espacio aparentemente seguro, pero también muy fácil de ser descubiertos. Sube la adrenalina y el deseo sexual también.

2. Sexo apasionado en la naturaleza

Es el preferido de quienes aman los espacios naturales y se sienten conectados con la energía de la Madre Tierra. Puedes intentarlo cerca de una cabaña en el bosque, en una carpa a orillas del mar o de un lago, o bien en el jardín de tu casa, si cuentas con un espacio privado. Además de disfrutar de un sexo que va mucho más allá de la rutina, te llenarás de energías positivas.

3. Sexo apacible dentro del mar

Mecidos por las olas y protegidos por los vaivenes del océano, tener sexo dentro del mar puede pasar desapercibido para los demás.

Sin embargo, evita el exhibicionismo y hazlo a cierta distancia de los demás, totalmente ignorantes del placer seductor que los envuelve.

4. Sexo oral lleno de erotismo

Los placeres de dar y recibir sexo oral te podrían resultar desconocidos. Prueba a realizarlo bajo la ducha primero, si tienes algunas reservas con relación a la higiene de la zona genital. Hallarás que esta técnica erótica te tiene reservada grandes dosis de pasión y placer.

5. Sexo telefónico o por mensaje de texto

Usa el teléfono o el chat para insinuarle a tu pareja que la deseas, de manera sugerente o francamente abierta, según tu estilo o las circunstancias. A través del sexting – comunicación sexual explícita por texto, en especial, por teléfono – podrás avivar las ganas y el fuego sexual por anticipado a lo largo del día, para que el sexo esa noche sea memorable.

6. Incorporar un juguete sexual durante el sexo

Si jamás has comprado un juguete sexual, intenta con un vibrador. Puede servir a mujeres y también a hombres, como una forma de masajear externamente los genitales: clítoris, pene y testículos. Esta pequeña máquina puede convertirse en un gran aliado y ayudar a que el orgasmo femenino se produzca con mayor facilidad, sin que reemplace al pene del hombre. Basta sólo con usarlo para acariciar el clítoris de ella durante el coito.

7. Sexo silencioso en una casa llena de gente

Tiene el atractivo de lo prohibido, cuando nos escondíamos de los mayores para no ser atrapados “in fraganti” en nuestras travesuras. Todas estas emociones provenientes de tu niño interno te darán energía y creatividad extra para buscar un lugar a solas y disfrutar de algunos momentos de pasión, aunque parezca imposible.





8. Sexo con los ojos vendados o las manos amarradas

Ojos vendados, manos amarradas o todo esto a la vez. Este tipo de sexo puede realizarse cuando confías lo suficiente en tu amante y sabes que no te infligirá ningún daño sino, todo lo contrario, inmensas dosis de placer. No hace falta actuar una fantasía sadomasoquista, sino tan sólo usar un pañuelo suave como venda para los ojos o para atar las manos con delicadeza.
Tu capacidad de percibir nuevas sensaciones se agudizará estándo con la vista cubierta. Estar de manos atadas te ayudará a entregarte por completo a tu amante. Esta versión gentil también requiere de valor por parte de ambos. Procura comunicarte verbalmente o con suaves susurros para que la comunicación fluya constantemente.

9. Masturbarte delante de tu pareja

Es una de las experiencias más íntimas e intensas que una pareja puede compartir. Si experimentas timidez coloca una luz muy tenue o sólo velas. Pueden hacerlo ambos a la vez, mientras sientes tu propio placer y te deleitas en observar el placer de tu amante. Esta práctica, además de crear intimidad y conexión, es una excelente manera de enseñarle a tu pareja tus movimientos preferidos, a la vez que conoces los suyos. Sigue hasta el siguiente nivel y pídele que te acaricie (masturbe) de la forma que mejor funciona para ti.

10. Incursionar en el sexo anal

Dicen las escrituras tántricas de la antigua India que el ano es un portal hacia el éxtasis sexual, así como lo es también la vagina.

En momentos de alta pasión sexual, prueba a acariciar el ano de tu pareja delicada y sensualmente, siempre con su consentimiento. Sigue un poco más allá, si él o ella lo permite, guiándote con estas recomendaciones:


11. Practicar el arte de acariciar los genitales

Si alguna vez te han acariciado maravillosamente bien tus genitales, sabes que conocer este arte es uno de los mejores regalos que le puedes hacer a tu pareja. Si nunca te has relajado lo suficiente como para permitir que te acaricien, ha llegado el momento de respirar profundamente, dejar las tensiones y abrirte a recibir… Aprende todas las sutilezas de acariciar los genitales:

12. Hacer el amor muy pausadamente en un día lluvioso

Nada más seductor que estar a solas, aislados y sin poder salir porque está lloviendo. No prendas la televisión y llévate a tu pareja hacia un largo y erótico encuentro sexual. El sonido de la lluvia hará eco a los suspiros y gemidos de la apasionada pareja haciendo el amor de manera pausada y sensual.

13. Vivir alguna de tus fantasías sexuales

Si tienes confianza con tu pareja y la comunicación fluye bien entre ambos, puedes hacerle saber una de tus fantasías preferidas. Saber que te escuchan es el primer paso para luego pedir que entre los dos la hagan realidad. Comienza por alguna fantasía que sea fácil de realizar y con la que tu pareja también se sienta segura. Ejemplos de algunas fantasías que pueden ser más fáciles de cumplir son: tener sexo en un lugar romántico, recibir sexo oral, tener sexo en un lugar distinto al acostumbrado, recibir un masaje sensual en los pies, etc.

14. Probar el cibersexo

El sexo por computadora o sexo por internet puede ser una alternativa positiva para los amantes que por algún motivo se encuentran distantes físicamente. También funciona para quienes deseen explorar una forma alternativa de sexo con su pareja de siempre. No se recomienda en todo caso, como un sustituto de la conexión única que se crea durante el encuentro sexual persona a persona. Tampoco es recomendable como una manera de serle infiel a tu pareja.

15. Convertirte en un amante tántrico

Si te consideras un amante sensual y apasionado, a la vez que sensible y amoroso, el sexo tántrico te puede interesar. Te conectará mucho más con tu pareja y juntos alcanzarán niveles de placer que jamás imaginaron vivir. Comienza por leer algo sobre este tema y después destina un fin de semana para explorar los placeres del sexo tántrico, sin prisas ni interrupciones.



Fuente http://www.vlcnoticias.com/sexo-por-chat-en-la-naturaleza-y-otras-formas-sensuales-de-hacer-el-amor/
Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario