PACTO, NEGOCIACIÓN, ACUERDO, CONSENSO,.... PUTO CAMBALACHE ENTRE PELOTUDOS.



Santiago Torres.- Si algo define a la perfección la perversidad y corrupción de nuestro Sistema Político, es la creación de una Neolengua que magnifica algunos conceptos como Pacto, Negociación, Acuerdo o Consenso, que se nos presentan como estupendos por sí mismos, ignorando que en realidad son neutros y que su bondad o maldad depende de la legitimidad para usarlos y del resultado.

La relativización y anulación de la Ética y la Moral y de los esquemas Conceptuales del Lenguaje, hacen posibles Pactos que son Confabulaciones, Negociaciones que son Cambalaches, Acuerdos que son Repartos y Consensos que son Traiciones.

Pero estos conceptos hacen bueno lo que tocan, y Pactar comer Mierda, Negociar quien la come y quien la caga, Acordar el uso de cuchara y Consensuar la ración, pasa a ser razonable solo por el supuesto efecto virtuoso de estos Verbos.

LA NEOLENGUA ES UNA HERRAMIENTA MARAVILLOSA

CAMBALACHE

Que el mundo fue y será 
una porquería, ya lo sé.
En el quinientos seis
y en el dos mil, también.
Que siempre ha habido chorros,
maquiavelos y estafaos,
contentos y amargaos,
barones y dublés.
Pero que el siglo veinte
es un despliegue
de maldá insolente,
ya no hay quien lo niegue.
Vivimos revolcaos en un merengue
y en el mismo lodo
todos manoseados.

Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor,
ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador...
¡Todo es igual!
¡Nada es mejor!
Lo mismo un burro
que un gran profesor.
No hay aplazaos ni escalafón,
los ignorantes nos han igualao.
Si uno vive en la impostura
y otro roba en su ambición,
da lo mismo que sea cura,
colchonero, Rey de Bastos,
caradura o polizón.

¡Qué falta de respeto,
qué atropello a la razón!
Cualquiera es un señor,
cualquiera es un ladrón...
Mezclao con Stravisky
va Don Bosco y La Mignon,
Don Chicho y Napoleón,
Carnera y San Martín...
Igual que en la vidriera
irrespetuosa
de los cambalaches
se ha mezclao la vida,
y herida por un sable sin remache
ves llorar la Biblia
junto a un calefón.

Siglo veinte, cambalache
problemático y febril...
El que no llora no mama
y el que no afana es un gil. 
¡Dale, nomás...! 
¡Dale, que va...! 
¡Que allá en el Horno
nos vamo’a encontrar...!
No pienses más; sentate a un lao,
que ha nadie importa si naciste honrao...
Es lo mismo el que labura
noche y día como un buey,
que el que vive de los otros,
que el que mata, que el que cura,
o está fuera de la ley...


Share on Google Plus

About El Diestro

El Diestro es el primer medio de comunicación editado por la sociedad civil. Somos el referente de la derecha política española.

0 comentarios :

Publicar un comentario